Sociedad

RECONOCIMIENTO

El barbastrense Mario Díaz será nombrado Hijo Adoptivo de Badalona

El barbastrense fue el primer alcalde democrático de la ciudad catalana

El barbastrense Mario Díaz será nombrado Hijo Adoptivo de Badalona
El barbastrense Mario Díaz será nombrado Hijo Adoptivo de Badalona
Á.H.

CAMPO.- El Ayuntamiento de Badalona nombrará al barbastrense Mario Díaz Bielsa (6 agosto 1933) hijo adoptivo de la ciudad y prepara un acto especial de reconocimiento el próximo 28 de febrero en el Teatro Principal. Mario Díaz fue el primer alcalde democrático entre los años 1979-1983, y el acuerdo se adoptó por unanimidad de los grupos políticos municipales menos el PP que abandonó la sesión antes del comienzo. En la historia de la democracia será el primer exalcalde nacido en Barbastro que reciba este reconocimiento de Hijo Adoptivo.

En el transcurso de su mandato se rotularon en catalán las calles de Badalona en una decisión no exenta de polémicas, aunque Díaz ya estaba curtido en episodios, entre ellos el encierro con varios concejales en la sede de la televisión municipal antes de que la precintaran por orden del Gobierno Civil. Mario y sus compañeros pasaron a disposición judicial hasta su puesta en libertad, como recordó en la reciente entrevista publicada en DIARIO DEL ALTOARAGÓN.

Las actividades de este intrépido barbastrense, que se casó con la pedagoga Teresa Lleal (fallecida), se distribuyen entre marino mercante, empresario y político, en los inicios como militante del Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC) y en 1983, tras la división interna que le hizo perder las elecciones de ese año, pasó a Iniciativa por Cataluña con la que concurrió hasta 1995. En su trayectoria, fue diputado en el Parlamento de Cataluña en la segunda legislatura (1984-1988) y diputado provincial de Barcelona (1979-1987). Se completa con su etapa de concejal en Badalona.

Además, fue miembro del Consejo de Europa de Poderes Locales y Regionales, durante ocho años y el primer español con Tomás Rodríguez, alcalde de Valladolid, y Pedro Aparicio, entre otros, que realizaron esta labor entre Bruselas y Estrasburgo en la etapa de Felipe González, que coincidió con la del primer embajador Eduardo Foncillas, natural de Adahuesca.

Mario Díaz reside de forma temporal en Campo, aunque su vivienda habitual está en Pineta, donde se construyó la casa "piedra a piedra" con la familia cuando se jubiló con 65 años que transcurrieron en Badalona. Sus hermanos Marichel y Juan residen en Barbastro y sus hijos en diferentes ciudades.

De su etapa política recordó en la citada entrevista que se venía "de una época muy difícil desde la clandestinidad total, así que fue una satisfacción tener elecciones libres y sobre todo ganar. A partir del primer momento -continuó- nos pusimos a trabajar para una labor importante, sobre todo en la enseñanza, porque en Badalona con 250.000 habitantes, se pasó de tres colegios públicos a dieciocho. Esa fue una de las labores más importantes que se hicieron durante mi etapa, entre otras cosas".

Antes de la etapa democrática, "entré en el PSUC muy joven con 18 años, sin saber casi nada del partido. Fundamos una célula clandestina total desde el punto de vista político y nos reuníamos con asociaciones vecinales. Aquella fue una etapa de lucha contra el fascismo, el franquismo y por la democracia".

En la distancia del tiempo, "Barbastro ha estado presente, aunque no regresé mucho desde que me marché para estudiar. Mis padres y la familia estaban allí. La ciudad ha cambiado mucho, voy poco y la mayor parte de amigos ya no están. Los alcaldes Viñola y Rodríguez me llamaron alguna vez, también conozco a Antonio Cosculluela".

Etiquetas