Sociedad

ZOOM

Con la soga al cuello

HUESCA.- Aunque el titular de este miércoles de esta sección pueda parecer el de una película de género western no es más que esta farola en la localidad de Lanaja, a la cual alguien ha querido que pierda su posición erguida y ahora su "cabeza" o bolo de cristal pende del cable que lo sujeta y que, a buen seguro, si nadie lo remedia y por la ley de la gravedad acabará con los cristales por los suelos. Al pasear por el parque najino donde se encuentra esta farola, el viandante puede ver sin problema alguna farola más que no ha sido ajena a alguna pedrada, que ha agujereado el bolo de cristal. Reponer todos estos desperfectos supondrá un gasto de las arcas municipales, un dinero que pagamos entre todos. Tomemos conciencia por el bien de todos.

Etiquetas