Sociedad

¿QUIÉN SOY?

Fernando Torner Carmen: un europeísta enamorado de la naturaleza

Desde la jubilación, "cuido a mi familia, el huerto y el jardín, a mis amigos... Y llevo una vida tranquila y sencilla"

Fernando Torner Carmen: un europeísta enamorado de la naturaleza
Fernando Torner Carmen: un europeísta enamorado de la naturaleza
S.E.

HUESCA.- Fernando Torner Carmen nació en noviembre de 1954 en el 2 de la avenida Monreal, de Huesca, en la "Casa del Barco". Recuerda una infancia con los sonidos propios del cercano taller de motos (Veymosa) y los de la sierra de la vecina carpintería, y "esas tardes de la madre planchando y Guillermo Sautier Casaseca en la radio y tú descubriendo cosas". A las remembranzas del rey de los seriales radiofónicos en esos años, se suman las de "la cardelina y las macetas que tenía mi madre en la galería", desde la que le saludaba en ocasiones cuando estaba en el recreo de Salesianos, donde estudió varios años, tras un curso de primeras letras en Santa Ana, "donde las puñeteras niñas me llamaban "tonelé" porque era gordo". Tras Salesianos, un año en Barcelona, año y medio en Gerona y regreso a Huesca, donde acabó el bachillerato en el "Ramón y Cajal".

Hizo ATS en la Escuela de Enfermería de Huesca, centro cuya continuidad estuvo entonces en el aire hasta que con la reivindicación se consiguió su transformación en Escuela Universitaria.

Trabajó bastantes años en el Hospital San Jorge, "prácticamente en todas las unidades", aunque evoca sobre todo los cerca de 9 años en la UVI. "De toda mi vida profesional, lo que recuerdo con más cariño, y salir con más cansancio y más contento también, es la época de la UVI, fueron unos años muy importantes para mí, muy intensos y muy plenos".

Hizo oposiciones con su mujer Paca, con la que coincidió en Enfermería y "que es la gran compañera que me ha apoyado en todo lo que he hecho", y se fueron a Luxemburgo, donde estuvieron un año, y "después nos trasladaron a Bruselas, donde estuve 19 años en el servicio médico del Consejo de la Unión Europea, y ella (Paca) en la Comisión". Un trabajo diferente, más "tipo medicina de empresa, pero con urgencias y guardias cuando había consejos, cumbres. Y entonces había más reuniones allí que en Naciones Unidas. Trabajábamos 4.000 personas en el mismo edificio y fueron unos años muy interesantes, aunque eché mucho en falta la adrenalina del hospital".

Es un "europeísta convencido" aunque reconoce que la construcción europea, "de la que se habla muy poco, no deja de crear problemas porque son muchos intereses que van solucionándose, a veces muy despacio, pero a base de consensos, de diálogo y de negociación". Sobre el "Brexit", opina que la UE "saldrá ganando, que cuando haya acuerdo económico con el Reino Unido, irá más rápida y mejor la construcción europea".

Desde su jubilación, Fernando se dedica, "sobre todo, a cuidar a mi familia, el huerto y el jardín, a mis amigos y llevar una vida tranquila y sencilla", y como voluntario, cuida las plantas del Hogar de Mayores del Perpetuo Socorro. Desde niño es un enamorado de la naturaleza; los pájaros -dice- "me hablan tanto del cambio de estaciones como del cambio de clima", y en su huerto, "todo es ecológico".

Etiquetas