Sociedad

SALUD

Huesca se tiñe de dorado para recordar que "el cáncer infantil continúa siendo el gran olvidado"

La asociación oscense Izas, la princesa guisante organizó varias actividades en la capital oscense con la ayuda de numerosos voluntarios y colaboradores

HUESCA.- Con motivo de la celebración del Día Internacional del Cáncer Infantil, Huesca se tiñó el sábado de color dorado para recordar que es necesario dedicar más fondos y esfuerzos a la investigación del cáncer en niños y jóvenes. Para ello, la asociación oscense Izas, la princesa guisante organizó, con la ayuda de numerosos voluntarios y colaboradores, distintas actividades.

Así, la entidad vendió productos solidarios y decoró con globos dorados más de cien comercios oscenses, desplegó un gran corazón dorado en el Alcoraz antes del partido de la SD Huesca contra la UD Almería, organizó un taller artístico participativo en los Porches de Galicia, ofreció un concierto benéfico en el Palacio de Villahermosa y dispuso puestos informativos por el centro de la ciudad y en el Centro Comercial Coso Real. Las actividades se extendieron además a Albalate de Cinca, donde se organizó una chocolatada y un pase de cine solidarios.

Como señaló Mónica Sarasa, madre de Izas, "la idea de organizar por primera vez estas actividades de concienciación social y de recaudación de fondos nació por la impotencia de ver que no se investiga el cáncer infantil, apenas hay proyectos de investigación tanto en España como a nivel internacional, y fallecen unos 450 niños y adolescentes al año en España. Alrededor de mil sobreviven, pero con importantes secuelas físicas y psicológicas. El cáncer infantil tiene distinto origen y desarrollo que el de adultos, merece ser investigado y de momento sigue siendo el gran olvidado".

Como dijo la madre de Izas, fallecida a los tres años por un raro tipo de cáncer cerebral llamado gliomatosis cerebri, "cuesta mostrar que el cáncer también mata, es difícil enseñar que no todos los niños sobreviven porque preferimos los finales felices, pero también es importante recordarlo para reflejar la realidad y poner el acento en que necesitamos más inversión y más medios públicos y privados en investigación. No podemos financiarlo solo las familias".

Gran parte de los fondos recaudados por Izas, la princesa guisante durante los últimos años se destinarán a la primera convocatoria internacional de investigación para proyectos específicos multiinstitucionales sobre la gliomatosis cerebri, que asciende a 300.000 euros, y que será publicada esta misma semana en la web del último congreso internacional. La beca será financiada entre la asociación oscense, las francesas Franck, un rayon de soleil y Mathys, un rayon de soleil, y la estadounidense AYJ Fund, pero está abierta a otras colaboraciones.

Los más de cien comercios oscenses que están colaborando, seguirán vendiendo chapas y bolígrafos solidarios por dos euros hasta el 29 de febrero.

Muchos oscenses se acercaron este sábado al "mural de los deseos" gigante, creado por la artista María Muela en los Porches de Galicia, para realizar su donativo. Además, voluntarios de la asociación repartieron folletos informativos en la entrada del partido de la SD Huesca contra la UD Almería en el Alcoraz, donde algunos niños voluntarios se hicieron una foto con el equipo oscense tras desplegar la lona conmemorativa.

El colofón fue protagonizado por la soprano zaragozana Marta Heras, el tenor oscense Jorge Franco y el pianista oscense Enrique Escartín, que ofrecieron el concierto solidario En clave de esperanza, con el que llenaron el Palacio de Villahermosa.

Izas, la princesa guisante, creada en Huesca en 2013 tras el rápido fallecimiento de Izas a los tres años de edad por un raro tipo de cáncer cerebral denominado gliomatosis cerebri, ha conseguido grandes logros desde su inicio.

Su intensa y activa lucha contra el cáncer infantil, y en concreto la gliomatosis cerebri, se ha materializado en la colaboración de los mejores investigadores y centros internacionales, familias afectadas y asociaciones de todo el mundo.

Del último congreso internacional, celebrado en septiembre en Barcelona y organizado por la asociación oscense, ha surgido dicha beca.

La investigación de la gliomatosis cerebri, de la que apenas existían datos ni estudios hace menos de siete años, avanza, aunque aún se está lejos de descubrir la mejor manera de tratarla. Se trata de un raro tipo de cáncer cerebral particularmente agresivo que aún no tiene cura. En niños y adolescentes tiene una media de esperanza de vida de 14,5 meses a partir de los primeros síntomas. No hay datos oficiales de afectados en distintos países, pero en la actualidad existe un foro internacional con más de 60 familias creado en 2013.

Etiquetas