Sociedad

DÍA INTERNACIONAL DEL ASPERGER

Reclaman mejoras en el diagnóstico y reconocer la especificidad del TEA

Autismo Huesca celebra una jornada reivindicativa en el Salón Azul del Círculo Oscense

Reclaman mejoras en el diagnóstico y reconocer la especificidad del TEA
Reclaman mejoras en el diagnóstico y reconocer la especificidad del TEA
P.S.

HUESCA.- Se celebra este martes el Día Internacional del Síndrome de Asperger y la Asociación Autismo Huesca se suma a la campaña propuesta desde Autismo España, "#HazEspacio a las personas con síndrome de Asperger. Por el reconocimiento de sus derechos y la igualdad de oportunidades".

El lema hace referencia al hecho de que, por sus características "son personas que pueden pasar desapercibidas en cuanto a sus necesidades", pero precisamente por sus características, "después no encajan socialmente como deberían y no se respetan de la misma manera que a otras personas neurotípicas (neologismo utilizado en la comunidad autista para designar a las personas sin trastornos del espectro autista) el ejercicio de sus derechos", explica María de la Cal Fidalgo, gerente de la Asociación Autismo Huesca.

En el marco de esta campaña, Autismo Huesca organiza para este martes un acto que tendrá lugar entre las 11:00 y las 13:00 h en el Salón Azul del Casino de Huesca, que lleva por título Derechos e igualdad de oportunidades para las personas con síndrome de Asperger. El acto será inaugurado por Santiago Arnillas Escario, presidente de Autismo Huesca; Luis Cuello, director del Centro de Atención a la Discapacidad de Huesca; Rafael Calvo, presidente de la Asociación Asperger y TGDs de Aragón, y la directora del Servicio Provincial de Educación en Huesca, Olga Alastruey.

A continuación, se analizará la situación actual de las personas con síndrome de Asperger a través una conferencia y una mesa-coloquio. En la primera, Marta Valencia Betrán, abogada y presidenta de la Fundación DFA, junto a Gloria Ruiz Picazo, también abogada y adscrita a los servicios de asesoría jurídica de la Oficina de la Víctima de Delitos y del IAM, abordarán a las 11:15 horas las lagunas legales en la normativa española y cómo estas afectan a las personas se ven afectadas por el síndrome de Asperger.

A las 12, la mesa-coloquio, moderada por la propia María de la Cal, contará con la participación de Elsa Cortés, estudiante de Matemáticas y colaboradora de la sección TEAconA de Autismo Huesca; Carlos Toquero, programador y socio de Asperger Aragón, y Alexandra Herrero, estudiante de 2º de la ESO y socia de Autismo Huesca, quienes estarán acompañadas por Giovanna Falchi, coodinadora del departamento de psicología de Asperger Aragón, y María Pescador Valles, responsable técnica de la Autismo Huesca.

DEMANDAS ESPECÍFICAS

De la Cal hace un inciso para aclarar que las personas con síndrome de Asperger son "funcionales a todos los niveles, que tienen su capacidad cognitiva preservada" y alude a los últimos cambios en los manuales diagnósticos que, "hoy, el síndrome de Asperger" viene reflejado como "TEA (Trastorno del Espectro Autista) sin discapacidad intelectual asociada y sin alteraciones en la comunicación y el lenguaje significativas".

También pone el acento en la importancia de un buen diagnóstico de la afección y reclama "que se profundice en investigación y se investiguen estos perfiles a la hora de diagnosticar y detectar su afectación, en este caso TEA, sean sin discapacidad intelectual asociada o síndrome de Asperger".

Con #HazEspacio se reclama el reconocimiento específico del TEA, en el que se incluye el Síndrome de Asperger, en los ámbitos normativo y administrativo, como un trastorno con características específicas y necesidades propias, tal y como ya está reconocido por la Comunidad Científica y la Organización Mundial de la Salud.

Esto incluye "el reconocimiento de las necesidades de las personas con síndrome de Asperger en los sistemas de valoración de la discapacidad y de la situación de dependencia; el reconocimiento específico de las personas con TEA como beneficiarias de los programas de empleo con apoyo; el reconocimiento específico de las personas con TEA como beneficiarias directas de las becas y ayudas a alumnos/as con necesidades específicas de apoyo educativo, así como la inclusión del diagnóstico de TEA en la convocatoria de dichas ayudas, como documentación acreditativa de la necesidad específica de apoyo educativo", como algunas de las reivindicaciones concretas que se hacen desde la Confederación Autismo España.

Insistiendo en que no quiere caer en generalizaciones, De la Cal explica cómo las personas con Síndrome de Asperger precisan de "apoyos y diferentes formas de relacionarse con ellas" en todo lo que tiene que ver con la interacción social: "Son literales, les cuesta entra a los dobles sentidos, son rígidas, a la hora de adaptarse a los cambios, necesitan anticipación, que les explique muy bien cómo son las cosas, y eso les impide ser incluidas".

Y si se habla de interacción social e integración, aceptación o inclusión, no se puede olvidar el ámbito educativo ni tampoco el laboral. "En el ámbito educativo se está trabajando mucho y están haciendo muchos avances, pero todavía queda mucho por hacer, sobre todo en las etapas postobligatorias", cuenta De la Cal, durante las que se dan casos de acoso entorno al 50% de la población con Síndrome de Asperger. "Es algo que preocupa muchísimo a las entidades que trabajamos con estas personas. Se da el acoso tanto de manera pasiva, hacer de menos a la persona porque no encaja en los prototipos sociales que se aceptan a estas edades, especialmente adolescencia y preadolescencia" y también "de manera directa, con insultos, vejaciones y desigualdad en el trato, estamos hablando de un porcentaje altísimo de acoso en estas edades".

Incoporarse al mundo laboral tampoco es fácil. "Las tasas de contratación son ridículas, no llegan al 10%". La aceptación de estas personas pasa por que las personas neurotípicas aprendamos a proporcionar un apoyo específico a las personas con Asperger. "Es complejo de aceptar y de entender que esa persona aparentemente neurotípica precisa unas necesidades concretas de apoyo, y esas necesidades tienen que ver con una característica del ser humano, que es que somos animales sociales y se nos presuponen esas habilidades. Es difícil dar ese apoyo, es mucho más fácil cubrir unas necesidades de accesibilidad física que otras más relacionadas, con estos apoyos", argumenta la gerente de Autismo Huesca.

Etiquetas