Sociedad

COSAS DE CASA

Josephine Monter busca en el interior con “Miradas”

La artista muestra en su galería y taller de arte de Sena esta exposición de casi 40 retratos

Josephine Monter busca en el interior con “Miradas”
Josephine Monter busca en el interior con “Miradas”
S.E.

La galería y Taller de Arte Monter de Sena mantiene exposiciones continuamente desde su apertura en septiembre de 2018, comenzando por la muestra "Expresiones de la Vida" a la que siguió "Máscaras" y actualmente "Miradas".

"La actual exposición se basa en miradas de los animales, en cómo nos ven, nos miran, los vemos y los miramos. Miramos y nos miran... En el encuentro de cada mirada está la magia", comenta la artista Josephine Monter, que siempre busca a través de sus creaciones "el interior tanto en las personas como en los animales y la mirada nos demuestra los sentimientos de alegría, preocupación, bondad, tristeza, inteligencia, admiración... Las miradas lo dicen todo sin disimulos. Por eso le doy mucha importancia a la expresión de los ojos y según lo que me transmiten así los pinto", afirma esta apasionada del arte y la naturaleza, que cuando mira a los ojos del gato, del perro a cualquier otro animal, ve a seres vivos, "amigos, almas que sienten, que saben de afectos y miedos y que merecen el mismo respeto que cualquier otra persona".

Josephine vivió durante 25 años en Manitou, una de las aéreas de los indios americanos, donde aprendió mucho de la mirada de los animales. "Era un lugar precioso, rodeado de un río con cascadas y en una casa muy grande que construyó mi marido", cuenta sobre aquellos años en los que su marido, fallecido muy joven, hizo un anfiteatro en la casa. "Era arquitecto y aquella casa era muy grande, incluso hacíamos presentaciones de diseños de moda de una amiga en el anfiteatro", comenta. En uno de esos desfiles, su gato "Lulu", inmortalizado en muchas ocasiones en sus cuadros, hizo dúo con ella. "Cuando empecé la presentación se sentó conmigo y al mismo tiempo que yo hablaba, él maullaba", ríe contando aquella anécdota que sucedió delante de más de un centenar de personas.

"Aquel lugar era mágico, en invierno estábamos a 14 grados bajo cero y rodeados de nieve, por lo que hacía pasillos hasta el bosque para dar de comer a los animales, familias de pavos salvajes, zorros, ardillas o cuervos eran sus mejores amigos y Lulu que siempre estaba entre ellos, incluso una vez que se metió una gran serpiente en mi coche, me salvo de ella", narra rememorando a su familia de pavos salvajes favoritos. "Al atardecer las mamás pavas se colocaban en el árbol de una colina, volaban a las ramas más latas y llamaban a los pavitos abriendo sus alas; uno a uno se cobijaban bajo las alas para dormir acurrucados. Para mí era un espectáculo mágico", indica.

Con estas vivencias extraordinarias resulta evidente que en sus cuadros se refleje el poder de la mirada, "el que va mucho más allá del sentido de la vista", resalta la artista que pinta los ojos como la ventana del alma. "Los animales también la tienen, porque solo ellos hablan con ese lenguaje que no necesita palabras: el idioma del amor y del respeto más noble", apunta.

Con casi cuarenta retratos pintados, la exposición en Monter, Galería y Taller de Arte es una llamada a los amantes de los animales y de la naturaleza, cargada de emociones, sensaciones y mucho afecto, ubicada en un espacio distinto, acogedor y para visitarlo con tiempo con el objetivo de descubrir todo un mundo de emociones que hacen disfrutar a mayores y pequeños.

Desde que la artista regresó a Sena, su espíritu creativo no ha parado, siempre inspirada por sus vivencias, como se muestra en las esculturas de la Tía Tonina, la Mora o el Laberinto, participando en todo el abanico de actividades que desarrollan en el municipio y compartiendo toda la creatividad que de ella fluye.

"Como el arte tiene infinidad de variantes y crear es mi vida, estoy implicada en todo lo que puedo ayudar y dar", explica.

Por ello ya está trabajando en su siguiente proyecto. "La exposición de Miradas de animales estará hasta el finales de mayo, aproximadamente, y ya he comenzado o mejor dicho continuado, con la siguiente de Miradas de personas de Sena", avanza.

Su objetivo es seguir trasmitiendo la esencia de este pueblo, sin dejar sus talleres de máscaras, sombreros, pájaros que vuelan, dragones, exhibición de música con el Grupo Xixena, el Grupo de Tambores.

"Creo que los conocimientos que adquirimos en la vida los tenemos que dar a los demás. Procuro crear todo lo que puedo con materiales de todo tipo, desde piedras a materiales nuevos, y principalmente me dedico a pintar", concluye esta artista.

Etiquetas