Sociedad

LA ENTREVISTA

Carmen Ascaso Ciria: "Las desigualdades dañan el buen caminar de la humanidad"

Carmen Ascaso Ciria: "Las desigualdades dañan el buen caminar de la humanidad"
Carmen Ascaso Ciria: "Las desigualdades dañan el buen caminar de la humanidad"
S.E.

HUESCA.- En los últimos años, ¿cuánto ha cambiado la situación de la mujer en la ciencia? ¿Las mujeres tienen los mismos derechos y oportunidades que los hombres en este campo? ¿Este sector es más accesible que otros? A estas preguntas contestará este martes (19:30 horas) en el Centro Ibercaja Carmen Ascaso Ciria (Castillo de Pompién, 1949), que protagonizará la jornada Desde el mundo rural al científico, conducida por Nuria Garcés.

Según confiesa a este medio la bióloga y profesora ad honorem del CSIC, la situación de la mujer en el sector ha cambiado, pero todavía hay "mucho camino por recorrer".

"Por primera vez, una mujer es presidenta del CSIC (Rosa María Menéndez) y desde su cargo dirige más de 120 centros de investigación. Que eso haya sucedido es un paso adelante importante pero, que sea necesario destacarlo, significa que es incomprensible el que haya tardado tanto en llegar este momento", explica.

Aunque ellas tienen los mismos derechos y oportunidades que ellos "sobre el papel", la realidad es que la crianza de los hijos ha afectado a esta situación. "Hasta hace poco tiempo, los permisos parentales eran solo para las madres, lo que propiciaba que ellas se ocuparan más de los menores y pudieran quedar rezagadas en su profesión, aun en contra de su voluntad", confirma.

Carmen Ascaso también asegura que "la ciencia puede ser un campo más accesible para la igualdad de oportunidades", puesto que prima "el esfuerzo y la vocación", además "de otras cualidades que poseen por igual hombres y mujeres", pero "no se puede obviar el tema de las obligaciones familiares", reitera.

Sobre si ha tenido algún problema por ser mujer en su trayectoria, Ascaso contesta lo siguiente: "Presenté mi tesis en 1975 y por si resulta ilustrativo diré que, entonces, la mayoría de los tribunales que juzgaban las tesis estaban constituidos por profesores de universidad e investigadores, aunque, obviamente, había profesoras en la universidad e investigadoras en los centros públicos, que podrían haber formado parte de esas comisiones. Lo mismo ocurría con las comisiones para acceder a los puestos de funcionario de carrera".

La altoaragonesa contesta con humildad cuando se le pregunta si se siente un "referente feminista" en el mundo de la ciencia, asegurando que esta denominación "posee tal calado que me sería difícil aplicarla a mi persona".

"Es cierto que, en la medida en que puedo, apoyo las reivindicaciones feministas encaminadas a la consecución de igualdad de derechos y obligaciones entre hombres y mujeres. Las desigualdades existentes en la mayoría de los países del mundo, me parece que entorpecen y son muy dañinas para el buen caminar de toda la humanidad", añade la científica altoaragonesa.

Etiquetas