Sociedad

CONDUCCIÓN IMPRUDENTE

Los aragoneses, entre los conductores menos agresivos de España

Un 41% de los aragoneses asegura que supera la velocidad máxima permitida a diario y que comete imprudencias al volante con regularidad

Los aragoneses, entre los conductores menos agresivos de España
Los aragoneses, entre los conductores menos agresivos de España
EFE

HUESCA.- Los españoles somos agresivos al volante. Así lo corrobora un estudio elaborado por OcasionPlus.com, en el que se pone de manifiesto que el 51% de los conductores reconoce superar la velocidad permitida tanto en carretera como en ciudad, con los riesgos que conlleva. Del informe destacan algunas comunidades autónomas en las que sus ciudadanos afirman ser más imprudentes, como en la Comunidad de Madrid, un 71%, o en Cataluña, un 66%. Por contra, los más tranquilos al volante son los manchegos (solo un 38% reconoce infringir los límites de velocidad) y los aragoneses (41%).

El estudio recoge además que el 79% de los que reconocen ser agresivos al volante achacan este comportamiento al ritmo de vida que llevan. No obstante, el 11% afirma que les gusta la velocidad y el 10% restante se declara despistado al volante.

IMPRUDENCIAS AL VOLANTE

Las actitudes de conducción agresiva y temeraria tiene consecuencias. Y es que, según la Dirección General de Tráfico, el 23% de los fallecidos que viajaban en turismo o furgoneta el pasado año no hacían uso del cinturón de seguridad. Por no hablar de los más de 400 conductores son detectados cada día al volante habiendo consumido alcohol o drogas.

No hay que olvidar que en las ciudades en las que los conductores son más agresivos se producen un mayor número de atascos, lo que produce situaciones derivadas que son ciertamente imprudentes. Es el caso de los cambios de carril, en los que hay que tener mucho cuidado y visibilidad, señalizando previamente los cambios, con suficiente antelación. Una práctica alejada de la agresividad al volante.

LA AGRESIVIDAD AL VOLANTE CONTAMINA MÁS

Conducir de forma agresiva es peor para el planeta. Es la conclusión de un estudio publicado por el Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA), de la Universidad Politécnica de Madrid, que ha determinado que el 80% de las emisiones de óxido nitroso se expulsa en menos del 20% de utilización del coche.

El estudio revela que estas emisiones se producen en ciertas condiciones operativas del motor y determinadas circunstancias como la velocidad, las carreteras en pendiente o la agresividad. Esta última variable provoca una mayor emisión de NOx, impulsada por aceleraciones bruscas, a menudo injustificadas, por parte del conductor.

Mientras que las emisiones de dióxido de carbono, CO2 (el principal gas de efecto invernadero) dependen directamente del consumo de combustible -y por lo tanto de la potencia demandada- las emisiones de NOx dependen, además, de factores diversos y difíciles de controlar en las condiciones tan cambiantes dentro de la cámara de combustión de un motor y del desempeño de los sistemas de reducción (EGR, LNT, SCR) de dicho gas.

Etiquetas