Sociedad

¿QUIÉN SOY?

José Antonio Cabrero Sanclemente, cuarenta años de cartero y mucha música

El oscense disfruta de su nueva situación en la que dice que "unos días es feliz y otros sobrevive"

José Antonio Cabrero Sanclemente, cuarenta años de cartero y mucha música
José Antonio Cabrero Sanclemente, cuarenta años de cartero y mucha música
S.E.

HUESCA.- José Antonio Cabrero Sanclemente resume su vida con cuatro nombres propios: María Ángeles, su mujer, fallecida; Mari Carmen, su hermana, y Guillermo, su hijo y Sonia, su hija política. Añade un trabajo: Correos y una afición: los conciertos de música.

Josan, "como me llama la gente que está en mi vida", nació en Huesca hace 64 años, de los que unos 40 ha trabajado en Correos. Puede que lo llevara en la sangre, que su padre fue cartero rural 33 años haciendo esta ruta: ermita de Cillas, Banastás, Chimillas, Alerre, Huerrios, Banariés, Castillo Torresecas, Castillo de Juntas, Camping de San Jorge y Torre del Matón.

Su primer contrato en Correos lo firmó en 1972, y ocasionalmente fue camarero, entre otros locales, en la Discoteca Flamingo, "para sacar unos dineretes para San Lorenzo". "Incluso estuve un mes y medio en Diario del Altoaragón limpiando las placas de todas las suscripciones de la provincia".

Entraba y salía de Correos, hasta que fue a la "mili" en Colmenar Viejo, donde los últimos 12 meses de servicio militar fue el cartero del CIR, y se hartó de hacer guardias. Entró después en Correos y durante unos 3O años repartió la correspondencia en Tierz, Loporzano, Sasa del Abadiado, Castilsabás, Santa Eulalia la Mayor, Barluenga, Chibluco y San Julián de Banzo. Los últimos casi 10 años, hizo reparto en Huesca, aunque el fallecimiento de su mujer y problemas de salud le llevaron a la jubilación anticipada en 2015. "Menos jefe, lo hice todo en Correos", afirma.

Siempre le ha gustado la música -"es mi gran hobby"-, y 4 años a finales de la primera década de este siglo, fue disc-jockey en Hit Radio. Todavía no entiende el cierre del Jai Alai, él que ha tenido en la Peña Laurentina su "segunda o tercera casa" y que no se perdió un concierto. Rememora los de Los Pop Tops, Los Puntos, Lone Star y decenas más, y a la orquesta Masters, "formada por cuatro amigos de toda la vida que contaban conmigo, pero tuve malas notas y mi padre no me compró el bajo". También son incontables los conciertos fuera de Huesca, los tres de Rolling Stones (2 en Barcelona y uno de Gijón) y los de Michael Jackson , Tina Tarner, Aerosmith, Kiss… El último, el de Estopa en Zaragoza. "En música, nacimos en el momento apropiado", afirma.

Nació en la calle Desengaño, en una casa sobre la muralla con huerto que le fue arrebatado en parte cuando se hizo el actual paseo. "Me fastidió mucho, me dio fuerte en el corazón, pero reconozco que ha quedado un paseo maravilloso y que para la ciudad es genial".

Caminamos juntos por Ramón y Cajal hacia el Perpetuo Socorro, él con destino al piso de la calle Niágara que tantos años compartió con María Ángeles. "La vida sigue adelante y la verdad es que unos días soy feliz y otros sobrevivo", comenta mientras resalta la importancia de familia y amigos, además de los recuerdos de unos años felices. Se para y me dice: "Una última cosa: María Ángeles, un besico" (mirando al cielo).

Etiquetas