Sociedad

RELIGIÓN

Omella, "la persona más idónea para liderar la Conferencia Episcopal"

Quienes le conocen de cerca alaban sus dotes para el nuevo puesto que va a desempeñar

Omella, "la persona más idónea para liderar la Conferencia Episcopal"
Omella, "la persona más idónea para liderar la Conferencia Episcopal"
Á. H.

BARBASTRO.- Juan José Omella fue obispo de Barbastro-Monzón desde 1999-2004 y tomó posesión de la sede episcopal el 12 de diciembre en la Catedral en una ceremonia donde se despidió Ambrosio Echevarría (1974-1999) que fue el más longevo en la antigua Diócesis de Barbastro y el primer obispo de Barbastro-Monzón. En el año 2002, el Papa Juan Pablo II le nombró Administrador Apostólico, sede vacante de las diócesis de Huesca y de Jaca, cargos que desempeñó hasta diciembre de 2003.

Las excelentes dotes de comunicador de Omella destacaron en su labor pastoral durante cuatro años en Barbastro-Monzón. En el transcurso de su etapa promovió la residencia sacerdotal en el Seminario, firmó el acuerdo con el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento para albergar en el Palacio Episcopal el Museo Diocesano, archivos y oficinas de la curia.

En el año 2002 consagró la iglesia de la Parroquia de San José, primera en España dedicada a San Josemaría cuyas obras comenzaron en la etapa de Ambrosio Echevarría. En la historia diocesana, asistió a la canonización del barbastrense San Josemaría Escrivá, el 6 de octubre de 2002, en la plaza de San Pedro (Roma) con el papa Juan Pablo II ante miles de personas entre ellas la delegación que presidió el alcalde Antonio Cosculluela.

Al mismo tiempo de responsabilidades pastorales fue Delegado de Manos Unidas y miembro de Comisiones de Apostolado Social en la Conferencia Episcopal Española. En la provincia eclesiástica aragonesa presidió la Comisión Regional de Catequesis y Enseñanza. La etapa de Juan José Omella en tierras altoaragonesas concluyó el 8 de abril de 2004 cuando le nombraron Obispo para las diócesis de Calahorra y La Calzada (Logroño). Alfonso Milián fue el sucesor durante diez años (2004-2014); cinco años más tarde, en 2009, fue Pregonero de Semana Santa por decisión de la Junta Coordinadora de Cofradías.

Ángel Pérez, obispo que participó en la elección se refrió a Omella como "la persona más idónea para liderar la coordinación de la Conferencia Episcopal Española con estatutos aprobados y nuevas maneras de organización para simplificar las estructuras. Es un hombre dialogante, con mucho juego de cintura, capacitado para situarse desde la arena y creo que ha sido providente". En cuanto al respaldo, "casi total en la primera votación y completo en la segunda pero estaba cantado. Los obispos hemos respaldado la elección pero el sentir era clamoroso".

Pedro Díez-Antoñanzas, rector del santuario de Torreciudad, recordó dos momentos importantes de Omella por su asistencia a la canonización de San Josemaría en Roma y la consagración de la iglesia dedicada en la Parroquia de San José, "le conocí en mi etapa de sacerdote, en Zaragoza, el cariño y la alegría con que fue obispo en Barbastro-Monzón. Es un hombre muy capacitado, atrevido, de proximidad notoria con el Papa Francisco, conocedor de las dificultades propias de la España Vaciada en Aragón porque nació en una pequeña localidad (Cretas, 1946). Conoce bien la realidad y su elección es un acierto del que se beneficiará la Iglesia". Por último, se refirió "al cariño de su madre a la Virgen de Torreciudad porque me llama desde la residencia de Caspe y se nota su afecto, rezaré porque todo le vaya bien a su hijo Juan José".

El alcalde Fernando Torres transmitió "la felicitación a quien fue obispo de la Diócesis durante cinco años que se recuerdan con afecto y cariño de los que dejaremos constancia escrita en nombre del Ayuntamiento con el deseo de que la nueva etapa le vaya lo mejor posible y redunde en beneficios personales y sociales".

Etiquetas