Sociedad

ENTREVISTA

Marta Danés: "Hay símbolos románicos de Roda de Isábena sacados de los capiteles"

Entre las peculiaridades de la producción de esta ceramista está la relación entre las obras de arte y el entorno

Marta Danés: "Hay símbolos románicos de Roda de Isábena sacados de los capiteles"
Marta Danés: "Hay símbolos románicos de Roda de Isábena sacados de los capiteles"
J.G.

GRAUS.- El románico y la naturaleza del valle del Isábena se han apropiado del arte de la ceramista Marta Danés desde que, hace ahora 25 años, Serraduy la acogiera para iniciar ilusionada su proyecto vital. "Estoy muy agradecida por el apoyo que he tenido. Desde el Cedesor, me ayudaron con el primer programa Leader; el director del banco, al que recuerdo con mucho cariño, confió en mí. Empecé de cero con 20 años y recibí mucho apoyo para un proyecto que parecía descabellado", recuerda. En este cuarto de siglo, Marta Danés ha pasado por muchas ferias, ha instalado exposiciones y, tras acercarse a la docencia que tanto la enriquece, sigue trabajando en su taller Locus-Ars Cerámica, ahora aprovechando las redes sociales.

El amor la trajo desde Barcelona a Serraduy, donde llegó en el puente de diciembre de 1991. "Conozco a Baltasar, mi marido con quien tenemos tres hijos, mientras estudiaba cerámica y pintura en la Escuela Massana de Artes y Oficios de Barcelona. En el último curso, cuando decidimos casarnos, nos lanzamos a hacer el taller", recuerda.

La promoción en esos primeros años seguía otros cauces. "Era hacer muchas ferias. En Barbastro, donde hice la primera, en Graus y en Benasque. Recuerdo en especial las de Guayente en verano", comenta, mientras habla de su trabajo entonces, sobre todo, funcional. "Me enfoqué en el objeto de uso cotidiano, vajillas, jaboneras, etcétera, y gustó bastante porque era distinto, sobre todo los platos". Entre las peculiaridades de Marta Danés, destaca la relación entre arte y entorno. "Hay símbolos del románico de Roda de Isábena, sacados de los capiteles, casas sacadas de un fresco románico. En las esculturas, también mantengo el símbolo de la casa", explica. Su arte, dada la buena respuesta, fue evolucionando. "Al cabo de unos años, compaginé el objeto cotidiano con la escultura. El objeto utilitario me ayudaba mucho porque vivir del arte es más difícil. La escultura es una necesidad vital". Además del románico y los motivos vegetales, los peces son fundamentales en su arte. "A raíz de que conocí unos biólogos que estudiaban el río Isábena, empecé con los peces. Solo los pintaba, ahora los he incluido en la escultura", indica aludiendo a temas transversales que, como éste, fluyen por su obra.

Las pastas blancas, para darles color, dibujar y pintar, son una constante en su trabajo, sobre todo con loza, pero también con gres y porcelana. En cuanto a las técnicas, el torno y las láminas, que le ofrecen muchas posibilidades.

Marta Danés se acercó a la docencia en la escuela La Alegría de Monzón y ha seguido dando clases en Graus. Sin embargo, su trabajo fundamental es en el taller. "Ahora no hago ferias y con las redes sociales todo ha dado un gran cambio. En estas zonas rurales es fundamental. Me hacen pedidos de toda España e incluso he recibido de Estados Unidos", concluye en un aniversario que la hace mirar al futuro con ilusiones renovadas.

Etiquetas