Sociedad

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Día de la Mujer: la sostenibilidad de la vida en el centro de las demandas del 8M

Día de la Mujer: la sostenibilidad de la vida en el centro de las demandas del 8M
Día de la Mujer: la sostenibilidad de la vida en el centro de las demandas del 8M

HUESCA.- Día 7 de marzo. Hace tiempo que los mensajes se acumulan en los grupos de Whatsapp y Telegram. Este sábado se seguían ultimando los preparativos para todo lo que habrá este domingo, con motivo del Día Internacional de la Mujer, al tiempo que se atendía a lo programado en esa jornada previa. Las mujeres bullen, llevan semanas, días, enfrascadas en organizar la agenda para este 8 de marzo. Las redes sociales se llenan de artículos, imágenes, lemas y gritos feministas.

Ayer, las personas, en su cotidiano, caminaban ocupadas en sus quehaceres de sábado por la mañana, cuando apenas rozando el mediodía la plaza de Navarra acogía ya a un grupo significativo de mujeres. Era la cita de las 11 de la mañana convocada por la Asamblea 8M Huesca. Una tienda solidaria, en la que se regala y se escoge cualquier cosa si se quiere, se servía de dos mesas para ofrecer libros, ropa, abalorios, y hasta una licuadora, ubicadas en la parte de la plaza más próxima al edificio del Casino de Huesca.

La cita además incluía un taller de pancartas. Justo antes del mediodía dos de las más jóvenes ya se habían sentado en el suelo con cartones y cartulinas, listas para expresar sus demandas de la mano de rotuladores y pinceles.

Mientras los habitantes habituales de este espacio de la ciudad ocupaban sus posiciones -los bancos- como tienen por costumbre; otras y otros, en su discurrir de sábado, se paraban ante las mesas, preguntaban, se les explicaba qué es eso de una tienda solidaria, el porqué estaban ahí. El encuentro servía también como punto de información para consultar lo programado para hoy. Cerca, en la plaza de Concepción Arenal, un grupo no muy numeroso, ensayaba la performance Un violador en tu camino (colectivo Lastesis) que se representará hoy a las 14 horas en la plaza de Navarra.

La jornada comenzará este domingo, sin embargo a las 9:30, con un desayuno en la Asociación de Vecinos María Auxiliadora, desde donde partirá la "bicifestación" que recorrerá la ciudad bordeándola, llegando al barrio de Perpetuo Socorro, donde la Asociación de Vecinos ofrecerá un café con pastas para asegurar el cuidado de las manifestantes.

A las 12, se convoca a la ciudadanía para formar una cadena humana que busca unir la plaza Luis López Allué y la calle Zaragoza hasta su cruce con la Estación Intermodal. Tras la réplica de la performance de Lastesis, la plaza Navarra acogerá un almuerzo popular (cada persona deberá llevar su propia comida) y una sesión de juegos, en la que "se probará por primera vez un juego feminista, diseñado por unas chicas", contaban desde la Asamblea. A las 18 horas, la manifestación, que partirá desde el Centro Cívico Santiago Escartín Otín, pasando por la avenida Ramón y Cajal o el Coso Bajo hasta la plaza Navarra, donde se leerá un manifiesto.

Este sábado, la jornada se cerró con la proyección del documental Cuidar entre tierras. ¿Quien sostiene la vida cuando las mujeres migran? , en la Asociación de Vecinos Osce Biella, y un debate posterior acompañado de Dadila Arqueta, defensora de los derechos humanos, ambientalista y activista hondureña que se encuentra exiliada, en proceso de asilo en Zaragoza (que protagoniza la contraportada de la edición de hoy).

A esa hora, la ciudad y sus gentes seguían en sus quehaceres de sábado, mientras al fondo del lugar donde por la mañana estaban las mujeres agrupadas una ristra de cuartillas en tonos morados ondeaba las razones -extraídas del argumentario de la Coordinadora 8M Aragón- por los que hacer huelga de consumo: por la insuficiencia de cualquier sistema para soportar los costes de la reproducción de la vida, manteniendo a las mujeres precarizadas, a opresiones interdependientes que se atraviesan, como la raza, el lugar de origen, el género, la orientación de deseo, la clase, la diversidad funcional o la especie; lo que lleva al abandono de la vida, de la comunidad, una comunidad que sigue siendo sostenida y cuidada por las mujeres, en ausencia del cuidado que el Estado no garantiza; porque nuestros cuerpos no son objeto de consumo y nos negamos a su apropiación enraizada en la cultura capitalista y neoliberal que basa las relaciones entre las personas en términos de explotación y expropiación en beneficio del poder productivo económico.

Hoy 8 de marzo, las calles de Huesca se llenarán de mujeres, hombres, personas no binarias y personas trans en un intento de "parar el mundo para cambiarlo todo". Desde la Asamblea 8M Huesca confían en que mucha gente se una a las actividades y salga a las calles hoy. "Todavía hay muchos derechos que conseguir y muchas mujeres por las que luchar".

Etiquetas