Sociedad

LA CHISPA

El tabaco es el nuevo papel higiénico

El anuncio del estado de alarma por parte del presidente Pedro Sánchez ha sacado de su aislamiento a centenares de madrileños con el único objetivo de conseguir en los estancos el mayor número de paquetes de tabaco, como días atrás hicieran con el papel higiénico.

"Me puedo quedar sin comer pero no sin fumar", confiesa Antonia una de las madrileñas que ha esperado durante más de media hora para conseguir tres cartones de su marca favorita.

Tres días de "auténtico infierno" han sufrido vendedores como José, que dirige un estanco en la calle Gran Vía de Majadahonda. "Ha sido un no parar, pero este viernes ya es demasiado", bromea.

Y es que aún mantienen la duda de si mañana van a poder abrir su establecimientos. Sostienen que existen "vacíos" en la normativa aprobada por la Comunidad de Madrid y tienen la "esperanza" de "disfrutar de un sábado de normalidad".

Un sábado en el que pueden conseguir más beneficios, si cabe, en caso de que las reservas aguantan. "Estamos bajo mínimos", admite este estanquero.

El miedo al desabastecimiento ha provocado una alarma general en los fumadores que han salido corriendo a sus puntos de venta más cercanos ante el miedo a vivir sin humo.

La más de media hora de espera, algunos, se la toman con humor y hay quienes no dudan en inmortalizar el momento para enviarlo a sus allegados.

De hecho, arremolinados entre las filas hay, incluso, curiosos que reconocen no fumar. "Se lo mando a mis amigos fumadores para que se pongan nerviosos", ironiza María una joven de 21 años, que "alucina" sentada en un banco con una amiga.

Etiquetas