Sociedad

ASAFA HUESCA

Benita Nicolás: "Hacemos todo lo necesario para mejorar, en lo posible, el bienestar de los afectados"

Asafa, la Asociación de Fibromialgia, Fatiga Crónica y Sensibilidad Química de Huesca da un impulso a sus actividades

Benita Nicolás: "Hacemos todo lo necesario para mejorar, en lo posible, el bienestar de los afectados"
Benita Nicolás: "Hacemos todo lo necesario para mejorar, en lo posible, el bienestar de los afectados"
R.G.

Mejorar la calidad de vida de los afectados es el objetivo de la Asociación de Fibromialgia y Fatiga Crónica, Asafa Huesca, que a punto de cumplir ocho años de andadura en solitario por la provincia oscense, da un impulso a su programa de actividades y hace hincapié en la necesidad de dar a conocer a la sociedad estas enfermedades, que, antiguamente, se consideraban de origen psicológico.

Asafa acoge a personas con distintas dolencias como es la fibromialgia, una enfermedad neurológica crónica y benigna, cuya causa aún no se conoce, que se caracteriza por la presencia de dolor músculo-esquelético generalizado; la Sensibilidad Química Múltiple (SQM), un síndrome crónico y que manifiesta síntomas que afectan a varios sistemas del organismo como respuesta a una mínima exposición y concentración a productos químicos habituales (lejía, perfumes o ambientadores) y que mejoran o desaparecen cuando cesa o se evita esa exposición; y el Síndrome de Fatiga Crónica (encefalomielitis miálgica), una enfermedad benigna, compleja y crónica que se caracteriza por una fatiga intensa e invalidante sin explicación, que no disminuye con el descanso y que puede empeorar con la actividad física y mental.

Se trata de tres enfermedades, con una patología bastante común, tan poco conocidas como aceptadas, ya que históricamente se les ha restado el valor que tienen minimizándolas a simples dolores musculares o cansancio.

Ante lo cual, y tras investigaciones científicas que desvelaron que son enfermedades neurológicas difícilmente tratables, entidades como Asafa Huesca ponen todo su empeño en darles visibilidad.

Así la entidad altoaragonesa trabaja en recopilar y difundir toda la información obtenida sobre los tratamientos y avances, así como en fomentar el diálogo para combatir la incomprensión que se genera en el ámbito familiar, laboral e, incluso, sanitario.

"Hacemos todo lo necesario para mejorar en lo posible el bienestar de los afectados", explica Benita Nicolás, presidenta de dicha asociación desde el pasado mes de septiembre, quien asegura, desde su experiencia, que es muy duro padecer estas enfermedades: "Cada día te duele algo, es un dolor errante difícil de entender y que no para nunca, solo cambia la intensidad, y lo mismo ocurre con la fatiga crónica, que no es cansancio es más como agotamiento infinito que te impide moverte".

Asafa Huesca acoge actualmente a 84 personas, en su mayoría mujeres, ya que estas enfermedades afectan más al género femenino, a las que "ofrecemos un amplio catálogo de actividades encaminadas a mejorar el estado físico y mental". Tales como tratamientos y talleres de estimulación cognitiva, de autoconocimiento, de actividad física y rehabilitadora, terapias de grupo, para lo que cuentan con dos psicólogos del área de Salud Mental del Hospital Sagrado Corazón de Jesús, además de osteopatía y fisioterapia, y se baraja su incremento.

Algunas de ellas son sin coste económico alguno, "aunque este es un asunto, el de las subvenciones, en el que se está trabajando desde la asociación, hemos solicitado varias y estamos a la espera de que se nos conceda alguna porque así más gente se podrá apuntar a las actividades que actualmente, solo podemos ofrecer un diez por ciento subvencionado porque la situación económica no es como para tirar cohetes", explica la presidenta, quien recuerda que "ahora se paga una cuota trimestral de 18 euros". Cuota que también sirve para apoyar la investigación.

En este sentido, Benita Nicolás recalca que hay varias investigaciones en curso sobre estas dolencias que padece algo más de un seis por ciento de la población mundial.

Actualmente, desde Asafa Huesca están trabajando, con la vista puesta en el próximo 12 de mayo, Día Mundial de la Fibromialgia, en la elaboración de un programa que incluya charlas y, al menos, una mesa informativa en los porches de Galicia que de visibilidad a la realidad que viven los afectados.

Etiquetas