Sociedad

ENTREVISTA

Margarita Barbáchano: "Hay personajes como Violeta Saramago que no te los quitas de la cabeza"

La autora recupera a la protagonista de "El Gran Hotel del Salto" para darle continuidad en su nueva novela, "Las imperfectas"

Margarita Barbáchano: "Hay personajes como Violeta Saramago que no te los quitas de la cabeza"
Margarita Barbáchano: "Hay personajes como Violeta Saramago que no te los quitas de la cabeza"
S.E.

HUESCA.- Margarita Barbáchano se ha quedado como muchas otras sin el acto presencial de presentación de su última novela, Las Imperfectas (Los libros del Gato Negro, 2020), que tenía prevista para el 18 de marzo en el Teatro Principal de Zaragoza. Una historia con la que recupera al personaje de Violeta Saramago, a quien dejó con un final inquietante en la novela El Gran Hotel del Salto (Ediciones B, 2015).

Un personaje de "una mujer pionera para su época, mitad del siglo XIX", cuya historia ya viajó a través de España, Colombia y otros países de Latinoamérica gracias a los 10.000 ejemplares de El Gran Hotel del Salto y que Barbáchano retoma dándole vida a través de nueve personajes nuevos, con los que existen muchas "hilos comunes".

La decisión de darle continuidad a la historia de esta mujer responde a una necesidad personal, porque "hay personajes que no te los puedes quitar de la cabeza", pero también responde a la curiosidad manifestada por los lectores. "A raíz de la gira que hice de presentación del libro había personas que me decían "¿por qué dejas ahí al personaje?", recuerda.

Escribir Las Imperfectas ha sido una manera de "trasladar muchas cosas de Violeta Saramago" a esas nueves mujeres protagonistas, cada una de un capítulo, de su nueva novela. De ahí que el libro comience con un capítulo cuyo título anuncia su regreso -El regreso de Violeta Saramago-, para introducir a unas mujeres que viven historias y recorren momentos diferentes de sus vidas, quienes quizás sólo tengan en común el hecho de que afortunadamente no son perfectas, que son únicas, "de diferentes generaciones, pero ubicadas en la época actual", cargadas de defectos que las hacen más humanas, peligrosas o atractivas. "Creo que he conseguido algo innovador, al utilizar un método narrativo en el que las nueve protagonistas tienen muchísimo de Violeta Saramago", afirma.

Nueve historias vinculadas por lo que a estas mujeres "les pasa, sienten o lo que hacen", sin conexiones entre las historias, es decir, "una no sigue a la otra. He intentando utilizar un método narrativo en cuanto a los sentimientos y a lo que les pasa y hacen cada una de ellas".

De escritura lenta -"a mí el año se me pasa muy rápido"-, las pretensiones de Barbáchano han sido "fundamentalmente emocionar. Hacer narraciones realistas, con un estilo crudo, con toque de humor, pues equilibra el relato. Pero, sobre todo, no aburrir a las personas lectoras", afirma.

Al capítulo El regreso de Violeta Saramago, le siguen otros como Herida, Todos los hombres que me gustan no saben bailar, Old Boy, Semen o Ambiciones, títulos entre los que pasearán una detective, una violinista o una major de los mossos d"Esquadra, solo tres de los personajes que la autora accede a revelar sobre las mujeres en las que se construyen las historias de la novela.

Etiquetas