Sociedad

DOMINGO - COSAS DE CASA

En el aire la romería al Santuario de Dulcis

La cita suele reunir a cerca de 500 personas en el municipio de Buera, donde se celebraría el 9 de mayo

En el aire la romería al Santuario de Dulcis
En el aire la romería al Santuario de Dulcis
S.E.

La prudencia para evitar concentraciones de muchas personas en el mismo lugar podría ser determinante en las decisiones de alcaldes y representantes de siete localidades que reúnen a cerca de 500 personas para celebrar la romería anual al Santuario de Dulcis (1658-1664) en el municipio de Buera, prevista para el 9 de mayo en el calendario de romerías tradicionales en el Somontano. El alcalde, Mariano Lisa, señala que, "en estos momentos, todo está en el aire y no se han tomado decisiones consensuadas con los párrocos José María Cabrero y Miguel Ángel Chicharro" quienes se reunirán con alcaldes y representantes vecinales de Alquézar, Asque, Colungo, Huerta de Vero, Radiquero y San Pelegrín, además del anfitrión, Buera.

Además, nadie conoce las instrucciones que puedan darse cuando termine la situación actual ni tampoco cuanto se prolongará en tiempo. Por lo tanto, no se puede hablar de expectativas según Lisa quien valora la posibilidad de trasladar la romería de mayo "a la segunda que celebramos en agosto aunque sería más limitada en asistencia porque hay fiestas en muchos pueblos".

El alcalde del municipio de Santa María de Dulcis recuerda que la romería y la jornada de convivencia vecinal figuran entre las más importantes en la comarca, "se ha recuperado hace muchos años porque pasó, también, por épocas difíciles pero la cooperación vecinal, el interés municipal y del párroco de las localidades hicieron posible la restauración del santuario que ha sido lugar de romería para muchas generaciones de vecinos desde hace siglos".

José María Cabrero, párroco de Buera, ha tenido mucho que ver en esta recuperación que calificó en un romería como "el milagro de Dulcis" por la advocación popular y porque el interior del santuario alberga uno de los mejores conjuntos de yeserías del arte mudéjar, modelo de conservación con las iglesias de Peralta de la Sal y Juseu. Destacan también las aportaciones de recursos institucionales, municipales y vecinales para conservar el santuario emplazado en un espacio naturales muy atractivo.

La austeridad exterior con fábrica de estilo barroco contrasta con la riqueza interior ornamental con yeserías en bóvedas, arcos, cúpula, presbiterio y capillas laterales. El conjunto es Bien de Interés Cultural (BIC) desde el año 2002 y el edificio actual se construyó en el mismo lugar donde se apareció la Virgen sobre un panal de abejas (Dulcis) según refleja la tradición.

En el tiempo, a los recursos públicos se ha sumado la buena administración de los conseguidos por donativos, colectas, rifas y lotería, necesarios para mantener el santuario en condiciones adecuadas. En todo caso, queda por solucionar una grieta que apareció en el altar lateral. "Se pusieron testigos para comprobar el estado y por tanto la necesidad de llevar a cabo las obras" explica Mariano Lisa. La tradición de romerías a Dulcis se remonta al siglo XIII con la primera ermita románica que hubo.

BOSQUE DE LOS OLIVOS

Alrededor del santuario han surgido otras iniciativas entre las que destaca el bosque de los olivos con 17 variedades autóctonas de 19 que constan en el catálogo reconocido en el Somontano. "Falta la variedad Alcampelina grande y se plantará una réplica de la olivera milenaria de Nadal, en recuerdo de su propietario José Andreu (fallecido). Se conserva en el municipio de Colungo y recibió Mención Especial al Mejor Olivo Monumental de España en 2017 por iniciativa de la Asociación Española de Municipios del Olivo" explica Mariano Lisa.

En el espacio próximo resalta el enorme Reloj de Sol horizontal, en medidas de 20x14x11 cuyas horas se marcan en troncos de olivos y está entre los mayores de España por sus características. Se instaló hace siete años con motivo del Congreso de la Asociación Olearum Cultura y Patrimonio del Aceite celebrado entre Barbastro y Buera, "funciona a la perfección y está entre los atractivos cerca del santuario".

En la misma línea está la ruta circular de 7 kilómetros en torno a Dulcis con la novedad del itinerario desde el Torno de Buera por San Juan, Pozo de los Moros para llegar hasta Los Corrales donde se trabaja "a vecinal" en tareas para recuperar la fuente rústica y el viejo molino del pueblo abandonado donde hubo siete casas habitadas. El lugar formará parte de la Ruta hasta Dulcis y retorno a Buera.

En total, "siete kilómetros con importantes vistas panorámicas y con accesos que casi están terminados pendientes de tareas de limpieza en un tramo corto", según explica Mariano Lisa cuyo abuelo paterno nació y vivió Casa Naya en Loscorrales hasta que se casó y bajó a Buera, lugar originario de la familia de los tres hermanos Lisa.

Etiquetas