Sociedad

CHISPA

Selfis, risas y desinfectante sobre las aguas del Yangtsé

Después de casi once semanas "en cuarentena", los emblemáticos ferris de Wuhan, que en otros tiempos cruzaban el río Yangtsé abarrotados de turistas, han vuelto a operar tras someterse a un exhaustivo proceso de limpieza y desinfección. Desde el día 8, cuando la ciudad levantó las restricciones por el brote de coronavirus, es posible montarse en dos de las ocho líneas de este medio de transporte, aunque bajo fuertes medidas de control. La prevención sigue siendo máxima en Wuhan, donde la alegría es cada vez menos contenida, especialmente entre los jóvenes, y al hecho de que las personas deban, en teoría, guardar una distancia de seguridad. Desde la cubierta del transbordador, los pasajeros observan la caída del sol y recuerdan el ajetreo de tiempos pasados o las travesías nocturnas en este particular medio de transporte.

Etiquetas