Sociedad

CHISPA

Una verbena en un barrio de Madrid convierte a los vecinos en uña y carne

De balcón a balcón, tensada por una fina cuerda que conecta los dos lados de la calle, una camiseta verde de manga larga luce, grapada en su pecho, una ilustración tamaño folio de Las Maldonadas, monjas que dan nombre a una calle de Madrid situada en el barrio de La Latina. La colgaron sus vecinos hace ahora dos semanas, cuando, hastiados tras los primeros quince días de encierro, idearon conjuntamente un "rastro-brunch vecinal" con el que hacer más llevaderos los fines de semana. Contra todo pronóstico, lo que comenzó como un mero pasatiempo entre cuatro balcones ha terminado por convertirse, cuando se cumplen ya seis sesiones de música y vermut, en una cita obligada para todo el vecindario, cada sábado y domingo entre las 13:30 y las 15:00 horas.

Etiquetas