Sociedad

PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

Las ciudades, un oasis efímero para animales en el confinamiento

Para algunas especies, la nula actividad humana habrá sido una trampa ecológica

Las ciudades, un oasis efímero para animales en el confinamiento
Las ciudades, un oasis efímero para animales en el confinamiento
EFE

BARCELONA.- Los ecólogos, que han visto que el confinamiento humano en las ciudades incluso ha hecho variar el canto de algunos pájaros y el comportamiento de palomas, gaviotas y ratones en busca de alimento, advierten que este oasis urbano para los animales es "efímero" y puede ser "una trampa ecológica" para ellos.

Según los investigadores del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF-UAB) Daniel Sol (CSIC), Oriol Lapiedra y Aina García, para muchas especies, la prácticamente nula actividad humana "habrá sido una trampa ecológica y una falsa percepción de que las ciudades son un lugar para vivir" porque algunas especies pueden dejar de percibir a los humanos como un peligro.

Aunque los ecólogos reconocen que no disponen de datos fiables y contrastados sobre el impacto que tiene sobre la fauna el confinamiento de las personas en las ciudades, si han observado cambios en el comportamiento de las especies e incluso se aventuran a anticipar que se producirá un incremento local de la biodiversidad.

Pero también insisten en que es probable que estos cambios sean efímeros y la mayoría de sus consecuencias desaparecerán cuando la actividad humana vuelva a niveles similares previos a la epidemia.

Los tres investigadores insisten: "Para muchos animales, el coronavirus sólo habrá sido una trampa ecológica, es decir, una falsa percepción de que las ciudades son lugares adecuados para vivir".

Etiquetas