Sociedad

LA ENTREVISTA

Violeta Borruel: "Queremos compartir la poética de los espacios íntimos como las casas"

La bailarina forma parte de la iniciativa "Poesía de patios y azoteas" que todos los días utiliza los poemas para liberar del confinamiento

Violeta Borruel: "Queremos compartir la poética de los espacios íntimos como las casas"
Violeta Borruel: "Queremos compartir la poética de los espacios íntimos como las casas"
S.E.

HUESCA.- "A veces,/ sólo basta/ con levantar la cabeza/ y mirar la mar". Aunque sea desde un balcón o una ventana, desde un patio, y aún en confinamiento, la poesía ayuda a recordar un mar que no vemos.

Como cualquier otra forma de expresión artística, la poesía libera, y especialmente "en estos días de confinamiento es muy necesario el arte y la poesía para la sociedad porque es una manera de alimentarnos y escapar del confinamiento", advierte Violeta Borruel, bailarina profesional que, junto a un heterogéneo grupo de personas, "del teatro, la danza y gente amateur" decidimos que cada día a las 20:30 horas íbamos a compartir un poema, y lo grabaríamos con las posibilidades que cada uno tenga" para después compartirlo en el perfil de Instagram @poesia.de.patios.y.azoteas.

La propuesta de Poesía desde Patios y Azoteas no es una iniciativa que haya surgido a raíz del confinamiento, pues ya "se hicieron dos ediciones anteriores en las que se proponía un recorrido por el Casco Antiguo para compartir la poética de los rincones del barrio y de la forma de vida de las personas que lo habitan. Creemos que la poesía es algo vivo y se puede fusionar con otras artes", explica Borruel. "Es una manera también de hacerlo más dinámico" y fomentar la lectura y el recitado de poesía, añade.

La propuesta, que en dos ocasiones invitó a la audiencia a atender manifestaciones artísticas que combinaban la poesía con otras artes, como danza, música o teatro y que se representaban en los domicilios de las y los vecinos del Casco, se transforma, y con un radio de acción que incluye a todas las ventanas, balcones, patios y azoteas de la ciudad, las personas detrás de la iniciativa invitan a la ciudadanía a compartir sus poemas en sus casas, para también dar lugar, en esta época de aislamiento, a "la poética de los espacios íntimos, como los de las casas".

Entre las obras que tienen en la recámara, las de poetas reconocidos como Begoña Abad y María Zambrano, pero también poemas de autor de entre quienes forman parte del grupo. Como el que comienza con los mismos versos que empieza este artículo, y que continúa: "sentir su voz/ oler/ oler/ olerla hasta lo más intrincado que se pueda".

"El poema es de Hector Castellanos, que también recita, y Nicolás Mora ha hecho la música y yo he coreografiado y bailado una pieza de danza", explica Borruel, quien remarca el entusiasmo y la ilusión con la que cada persona se ha comprometido: "Para nosotros mismos también es una vía de escape".

Ya publicados, "dejo mi mente encontrar un camino, libero azul", haiku de la oscense Laura Gutiérrez; el poema Me da igual tu museo, de Marwan, o Gente necesaria de Hamlet Lima Quintana. Maya y Nesi, desde la ventana atienden a un poema de Natsue Soseki. Y se anhela "un día menos, un verso más".

Etiquetas