Sociedad

ENTREVISTA

Pedro Etura: "Es una buena oportunidad para retomar la fotografía de familia"

El fotógrafo profesional de bodas se está reinventando por la crisis del coronavirus

Pedro Etura: "Es una buena oportunidad para retomar la fotografía de familia"
Pedro Etura: "Es una buena oportunidad para retomar la fotografía de familia"

SABIÑÁNIGO.- Pedro Etura es fotógrafo profesional de bodas, ha trabajado en prensa y se ha dedicado a la fotografía de empresa. Hace año y medio cambió su domicilio de Zaragoza por el de Biescas, y ahora tiene que reinventarse porque la covid-19 está obligando a aplazar la celebración de grandes eventos como las uniones matrimoniales.

"De momento, las bodas que tenía en mayo se han aplazado para septiembre u octubre, se van retrasando y cuadrando fechas para que entre todos nos podamos ayudar. También es verdad que no tenemos claro si esas bodas las podremos celebrar este año, si no serán el que viene".

Dice que sus clientes buscan una foto honesta, directa y, sobre todo, "buscan el trato que pasa por que en la boda no les hagas perder el tiempo; yo en una boda parece que no he estado".

Mientras se vuelve a la normalidad, está buscando otras fuentes de ingresos. "Estoy dando vueltas a varios temas, quiero hacer una web nueva, tengo la idea de vender también copias de autor, y quiero darle una vuelta a la fotografía de familia. Me gustaría pensar que mucha gente estos días de confinamiento están revisando esas fotos de familia que guarda y se da cuenta de que son importantes. Creo que esta puede ser una buena oportunidad, por ejemplo, para retomar la fotografía de familia".

Piensa que no habrá una vuelta a la cámara tradicional. "La gente que no sea aficionada a la fotografía seguirá utilizando el móvil para hacer sus fotos, viéndolas y compartiéndolas con sus familiares en tiempo real, pero creo que hay un hueco para una fotografía más pensada, más reflexionada, mejor ejecutada, y es allí donde los profesionales tenemos que darnos a conocer".

Biescas es el pueblo de su abuela. "Aquí tenemos una casa y desde que tenía un año he pasado los veranos, siempre he tenido mucha relación con este pueblo. Llevaba años queriendo un cambio de vida, quería estar más tranquilo. Mi trabajo me permite trabajar donde quiera. En septiembre de 2018 me instale en Biescas definitivamente. Me vine para estar más tranquilo y para disfrutar de otro modo de vida".

Pedro Etura dice que cambió su residencia a Biescas "para aprender a vivir con menos, para aprender a sentir que tengo menos necesidades".

Etiquetas