Sociedad

PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Educación "desmiente rotundamente" el riesgo para centros de educación especial

Afirma que la Ley de Educación trabaja para atender al alumnado con discapacidad

Educación "desmiente rotundamente" el riesgo para centros de educación especial
Educación "desmiente rotundamente" el riesgo para centros de educación especial
S.E.

HUESCA.- El Ministerio de Educación y Formación Profesional ha desmentido "rotundamente" que se vayan a cerrar los centros de educación especial "tal y como están difundiendo algunas organizaciones", y reitera su apoyo al alumnado con necesidades especiales, sea cual sea el tipo de centro en el que sean escolarizados.

El Ministerio contesta a algunas voces como la que este martes conocíamos en DIARIO DEL ALTOARAGÓN de José Luis Izquierdo, el Mago More, que denunció una intención "por lo bajini" de ahogar económicamente a estos centros.

El Ministerio afirma que el Proyecto de Ley de Educación está en fase de presentación de enmiendas en el Congreso de los Diputados, recoge literalmente que "el Gobierno, en colaboración con las Administraciones educativas, desarrollará un plan para que, en el plazo de diez años, de acuerdo con el artículo 24.2.e) de la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas y en cumplimiento del cuarto Objetivo de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, los centros ordinarios cuenten con los recursos necesarios para poder atender en las mejores condiciones al alumnado con discapacidad".

En ese mismo texto, se dice que "las Administraciones educativas continuarán prestando el apoyo necesario a los centros de educación especial para que estos, además de escolarizar a los alumnos y alumnas que requieran una atención muy especializada, desempeñen la función de centros de referencia y apoyo para los centros ordinarios". Por lo tanto, "es absolutamente falso que el Gobierno vaya a cerrar los centros de educación especial".

El Ministerio asegura que trabajará para que los alumnos con necesidades especiales que se escolarizan en centros ordinarios puedan tener la mejor atención porque lo contrario supondría una grave discriminación, tanto para ellos como para sus familias, al negarles los derechos recogidos en la Convención Internacional de Personas con Discapacidad.

Y lamenta el gobierno "profundamente que se juegue con los sentimientos y expectativas de un colectivo tan vulnerable".

Etiquetas