Sociedad

LA ENTREVISTA

Lucas Pinilla Blasco: "Pongo música para dar un chute de energía y positividad a mis vecinos"

Este joven oscense anima cada tarde, tras el aplauso de las 20 horas, la calle San Vicente de Paúl con un variado repertorio de canciones

Lucas Pinilla Blasco: "Pongo música para dar un chute de energía y positividad a mis vecinos"
Lucas Pinilla Blasco: "Pongo música para dar un chute de energía y positividad a mis vecinos"
P.S.

HUESCA.- No figuran en la lista oficial de actividades esenciales establecida para este periodo de confinamiento contra el coronavirus, pero para sus vecinos son como una inyección que cada día les levanta el ánimo. No son sanitarios, transportistas, vendedores de bienes y servicios de primera necesidad..., pero para los que cada día se benefician de su generoso gesto, son muy importantes. Son aquellos ciudadanos, unos más anónimos que otros, que cada tarde, pasadas las 20 horas, tras agradecer con aplausos el trabajo de los profesionales contra la pandemia, comparten su música desde balcones y terrazas para alentar a los vecinos.

Uno de ellos es el oscense Lucas Pinilla Blasco , de 22 años de edad, quien desde que comenzó la cuarentena, cada tarde pone música desde su piso en el número 10 de la calle San Vicente de Paúl.

"Comencé a poner música -explica Lucas- cuando empezó la cuarentena, para dar un chute de energía y positividad a mis vecinos de la calle, y lo hago con altavoz inalámbrico y mi teléfono móvil por bluetooth". Su repertorio comienza con la ya clásica "Resistiré". A veces no, como el pasado 23 de abril, Día de Aragón, que sorprendió gratamente al vecindario con Labordeta. Y después "pongo canciones de diferentes estilos musicales ya que a mí me encanta todo tipo de música y, además, así complazco a todo el mundo. Y cada día procuro cambiar de estilo para evitar la monotonía y que la gente siga manteniendo la ilusión de seguir saliendo a los balcones a las 8 y poder disfrutar todos juntos. La mayoría son en castellano, para que todo el mundo las pueda conocer y las cante". Al respecto, añade: "Pongo estilo de orquestas, canciones actuales, canciones reivindicativas, canciones de los años 80 para que los más mayores puedan disfrutar, y canciones infantiles para los más pequeños". Además, "felicito cumpleaños de los que me avisan".

Su labor es valorada por los vecinos de San Vicente de Paúl, en el barrio oscense Perpetuo Socorro, "que todos los días me felicitan por hacer esto más ameno y me piden más canciones cada vez que terminamos".

Lucas Pinilla, que trabaja de fontanero en Instusa del Alto Aragón, y vive con su madre y su marido y su hermano pequeño, Alex, comenta que las primeras semanas de esta crisis sanitaria "estuve sin trabajar y aproveché a estudiar el carnet de conducir y pintarme la habitación", y reconoce que "llevo mejor el confinamiento desde que he vuelto a trabajar".

No obstante, echa de menos "estar con mis amigos y tomar unas cervezas, poder ir a cenar y disfrutar como lo hacíamos antes, hacer comidas con mi familia cada fin de semana todos juntos, ver a mi chica, que está día a día currando en una residencia de ancianos, e ir a ver a mi hermano mayor, mi cuñada y mis sobrinas, que son mis grandes soles".

Pero tiene la satisfacción de alegrar cada tarde su calle, y al acabar esta sesión musical, "me voy al patio interior a animar a mis vecinos del bloque".

Una labor esencial.

Etiquetas