Sociedad

ENTREVISTA

Carmen María Rodrigo: "Los pacientes de cáncer nos dan lecciones de saber estar y adaptarse"

La AECC ofrece servicio de acompañamiento a toda la población durante la pandemia, para ayudar a afrontar un duelo duro y solitario

Carmen María Rodrigo: "Los pacientes de cáncer nos dan lecciones de saber estar y adaptarse"
Carmen María Rodrigo: "Los pacientes de cáncer nos dan lecciones de saber estar y adaptarse"
E.F.

GRAUS.- La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ayudará con 3 millones de euros a los enfermos de cáncer en este momento de crisis sanitaria, reforzando así su línea de atención social. Este es uno de los cuatro pilares del colectivo junto con la atención psicológica, el acompañamiento y la orientación médica. Desde el equipo de atención en el Alto Aragón, formado por seis psicólogos y una trabajadora social, Carmen María Rodrigo destacó también la apertura del servicio de acompañamiento a toda la población durante la pandemia, sobre todo para afrontar un duelo duro y solitario como el del covid.

"No poderte despedir del ser querido, ni estar acompañado en el dolor, ni hacer los ritos funerarios, que son importantísimos para aceptar la realidad de la pérdida, han sido las peculiaridades. No podíamos hacer otra cosa que estar allí", explicó la psicóloga, quien, igual que a sus compañeros, la experiencia les ha permitido ayudar ante despedidas desgarradoras.

"Cada caso tiene sus circunstancias, a veces el cáncer también es rápido. Pero sobre todo ha sido la no despedida. El aislamiento, además, intensifica las emociones", explicó, recordando a la gente que mientras dure la crisis pueden solicitar este acompañamiento en el 900 100 036.

Paralelamente, se ha seguido con la atención a los pacientes y sus familias, de manera telefónica y online. "Éramos reacios porque creíamos que sería más difícil establecer un vínculo con la persona, pero por lo general, estamos contentos, se puede trabajar de verdad, han sido sesiones eficaces", comentó Rodrigo, quien relató el proceso hasta ahora. "Se intensificó esos primeros días, sobre todo por miedo. No sabían si se seguía con los tratamientos, había una incertidumbre total". Resaltó, no obstante, la labor de los sanitarios. "Se llamó a la gente, se mantuvieron muchas consultas, otras se hicieron telefónicamente y, al final, por parte de los hospitales y de los centros de salud se atendió de manera muy adecuada", aseguró, destacando las medidas extraordinarias. "Se han seguido los tratamientos más graves y, en concreto en el Hospital de Barbastro, se trasladaron a otro edificio para que estuvieran con las mayores medidas de seguridad posibles y bien atendidos", comentó ensalzando también la actitud general de los pacientes. "De ese pánico inicial, nos estabilizamos todos, pero como siempre, nos dieron lecciones de saber estar y adaptarse a las situaciones".

Respecto a las ayudas para los pacientes, dotadas con esos 3 millones de euros, las consideró imprescindibles. "El cáncer supone unos gastos indirectos por la enfermedad y la crisis agrava la situación. La asociación estaba ya antes de esto y seguiremos aquí", avanzó aludiendo a otras ayudas como las protésicas. La previsión es que aumente la demanda, por lo que animó a colaborar. "Nos nutrimos de subvenciones, socios y donaciones. Además, hemos tenido que suspender muchas fuentes de ingresos como las carreras solidarias, así que cualquier ayuda es bienvenida", concluyó.

Etiquetas