Sociedad

CHISPA

La testosterona empuja al ciervo a mancharse la barriga para ser más competitivo

Un estudio de la Universidad de Córdoba (UCO) ha concluido que el efecto de la testosterona sobre la "barriga negra" del ciervo, un rasgo sexual que surge durante la berrea, está mediado por el nivel de competencia por el apareamiento, lo que empuja al animal a "mancharse" la barriga. Así lo ha indicado la institución universitaria en una nota de prensa en la que ha detallado que la testosterona es imprescindible en la reproducción sexual y juega un papel fundamental en la temporada de apareamiento de muchos seres vivos. Entre otras funciones, esta hormona masculina se encarga de estimular la expresión de ciertos rasgos sexuales, "avisos" químicos o visuales que forman parte del ritual de seducción y que informan de que el animal está dispuesto y preparado para la cópula.

Etiquetas