Sociedad

CHISPA

Los "me gusta" de la vida animal en la pandemia

La naturaleza es, en esta crisis sanitaria, la aliada perfecta para explorar y poder disfrutar sin temor. La vida animal ha seguido en la pandemia y no ha cambiado y el hecho de que se hayan disparado los "me gusta" en las fotos de fauna tiene una explicación: la añoranza. Un oso pardo en el macizo central orensano, puede que el primero en 150 años, y un calamar de dos metros recogido en la playa de Area, en Viveiro (Lugo), de los que son capaces de volar fuera del agua distancias de hasta 40 metros, han aparecido durante el enclaustramiento. Época en la que también se ha visto a las Rías Baixas convertidas en hogar de arroaces, a marineros de Cedeira (La Coruña) atrapando por accidente un tiburón peregrino de cinco metros cuya liberación supuso un gran esfuerzo y a alumnos que han captado imágenes de lobos, de ciervos, de martas y de corzos.

Etiquetas