Sociedad

PANDEMIA DE CORONAVIRUS

El IAM llama a salir de la crisis "con perspectiva de género"

En abril aumentaron casi un 51 por ciento las llamadas para intervenciones de urgencia por violencia machista y las consultas generales, un 41 %, en Aragón

El IAM llama a salir de la crisis "con perspectiva de género"
El IAM llama a salir de la crisis "con perspectiva de género"
C.A.

ZARAGOZA.- La red de recursos de alojamiento para víctimas de violencia machista del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM) ha alojado a 51 mujeres y 17 menores durante el confinamiento por la covid-19, una crisis que ha golpeado más fuerte a las mujeres y de la que es necesario salir con "perspectiva de género", según dijo ayer la directora del mismo, María Goikoetxea, en las Cortes.

En su comparecencia ante la Comisión Institucional explicó que se han triplicado las consultas a la asesoría social en este tiempo y enfatizó que la perspectiva de género tiene que ser "clave" y estar en todas las decisiones "porque no puede ser que mientras las mujeres se ocupan de los cuidados y están en la primera línea de contención de la pandemia, sean los hombres los que lideren los procesos de reconstrucción".

Aportó datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que revelan que el 51 % de los médicos que han estado al frente de la pandemia de la covid-19 han sido mujeres, el 84 % de la enfermería, el 72 % de los profesionales de farmacia, el 82 % de psicología, el 85 % del personal que trabaja en residencias de mayores y atención a dependientes y que también son mayoritarias en servicios como cajas de supermercados, limpiadoras y trabajadoras de cuidados.

"Al final quien ha estado sosteniendo la vida y los cuidados han sido trabajos peor pagados, feminizados y no reconocidos", dijo, por lo que apeló a la "oportunidad" que se abre para "cambiar el modelo" y en la importancia de salir de la crisis "con perspectiva de género".

Goikoetxea explicó, a petición de los grupos parlamentarios de PP y CS y también de la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, las actuaciones llevadas a cabo durante la pandemia, en cuyos inicios del estado de alarma se detectó "un preocupante descenso de denuncias y llamadas" relacionadas con violencia machista ya que representó el silencio de los casos.

En abril se incrementó un 50,7 % el número de llamadas para intervenciones de urgencia, que requieren la movilización de recursos, y el número de consultas generales subió un 40,9 %, una tendencia que "sigue al alza" en mayo, ya que se han atendido ya en lo que va de mes más de 390 llamadas frente a las 222 de abril para atención jurídica, psicológica y social, un aspecto este que se ha "triplicado" en la pandemia.

El IAM ha trabajado en tres ejes desde que comenzó la pandemia: garantizar la intervención urgente y la atención integral de las víctimas, darles garantía habitacional y también cobertura de las necesidades básicas; la creación de dos redes de apoyo con colectivos y entidades sociales en distintos barrios y municipios para detectar casos de mujeres en situación de vulnerabilidad y activar los mecanismos de urgencia, y cuidar a quien cuida.

Señaló que se elaboró un vídeo que apelaba a la solidaridad de los vecinos para denunciar casos de violencia machista y que se ha doblado el número de plazas disponibles con respecto al inicio del confinamiento en alojamientos de las tres provincias y que Zaragoza cuenta ahora con el centro de emergencias, la casa de acogida, dos pisos y un recurso de alojamiento alternativo para mujeres en situación de prostitución y otras situaciones de vulnerabilidad y que son invisibles.

En la provincia de Huesca funciona un centro de emergencia, una casa de acogida y dos pisos y en la de Teruel, un centro de emergencia y una casa de acogida.

Apuntó que se trabaja para que tanto las redes como los recursos habitacionales se puedan mantener y que la prioridad del IAM ha sido garantizar que las mujeres víctimas de violencias machistas y sus hijos estuvieran protegidas y en situaciones dignas en este periodo y también se sintiesen reflejadas en las acciones puestas en marcha las mujeres "de la cara B".

Antes de concluir, Goikoetxea recriminó la intervención del diputado de Vox David Arranz, quien había incidido en la necesidad de priorizar los sectores y actividades públicas en las que se va a invertir para salir de la crisis y de reducir los gastos y políticas "ideológicas", entre las que se encuentra el IAM, porque la ciudadanía vulnerable, hombres y mujeres, estarán preocupados por llegar a fin de mes y por no tener hambre y en la que les va a importar "muy poquito la perspectiva de género y la transversalidad".

Salvo le contestó que si después de todas las mujeres que han sido asesinadas y violadas, la destrucción del empleo femenino y el no reconocimiento de los cuidados sigue diciendo que el IAM es "un chiringuito", es que "no ha entendido nada ni quiere hacerlo" y que es "imprescindible" apostar por políticas que impulsen a las mujeres, por una sociedad "libre de violencias machistas" y de una sociedad que construye en igualdad, de la que "Vox no quiere formar parte".

También la diputada de CHA, Carmen Martínez, lamentó que Arranz clasificara a las víctimas de esta pandemia "por categorías" y urgió a acometer "lo urgente y lo importante", que es limar las diferencias de género existentes.

Desde el PSOE, Darío Villagrasa, afeó también al diputado de Vox que con su intervención "agrede al 50 por ciento de la población" y defendió que lo urgente y lo importante es "trabajar en valores como la igualdad" y que tendrá en frente a su partido en discursos tan desafortunados.

Etiquetas