Sociedad

ENTREVISTA

Mariano Casanova: "Las ayudas no van a llegar a los verdaderos creadores de la cultura"

El músico aragonés lamenta las consecuencias de la covid-19, como la cancelación de la Contradanza y Dance de Cetina

Mariano Casanova: "Las ayudas no van a llegar a los verdaderos creadores de la cultura"
Mariano Casanova: "Las ayudas no van a llegar a los verdaderos creadores de la cultura"
S.I.

HUESCA.- En 2001, durante un retiro en el monasterio de Veruela junto a sus compañeros de Distrito 14, con los que acababa de realizar una gira de tres años por Estados Unidos, Mariano Casanova leyó un libro sobre la Contradanza y el Dance de Cetina, una fiesta aragonesa que le emocionó antes de vivirla.

"Sentí que tenía que ir a conocerla y que algún día intentaría hacer algo junto a esa tradición ancestral", recuerda.

No obstante, el proyecto no se materializó hasta 2015, cuando editó su primer álbum en solitario. "Justo entonces, en una presentación que hice de ese disco, sucedió la casualidad de encontrarme en Aragón TV con los contradanceros. Les conté mi idea de hacer un videoclip -mezclando la fiesta y su tema- y ahí comenzó todo", comenta.

Así surgió la grabación de un audiovisual de De colores, al que acompaña esta tradición, que para el cantante fue "maravilloso conocerla desde dentro".

"Los vecinos de Cetina nos han hecho sentir a mi familia y a mí como uno más entre ellos. Desde entonces hemos ido cada año y lo siento como parte de mi vida. Hay una parte muy interior, muy sentimental en esto, siento algo sagrado en ello que soy incapaz de explicar", dice.

Como en los últimos años, Casanova pensaba disfrutar de una nueva edición de esta fiesta la semana pasada, pero a consecuencia del coronavirus no ha podido ser. "Es una pena, pero hay que esperar al año que viene para que todos podamos asistir entonces sanos y salvos. El Dance y la Contradanza cada vez que se celebra es especial, sobre todo cuando se incorpora un nuevo danzante o alguno dice adiós,", señala.

El artista comenta que está viviendo la crisis sanitaria "con miedo y llevando las recomendaciones a rajatabla". También "con pena por la inconsciencia e irresponsabilidad de tanta gente, así como con mucha tristeza al ver la falta de unidad política", agrega.

El aragonés critica algunas iniciativas culturales de las últimas semanas: "Esta competición de ver quién se lleva el premio al himno del confinamiento que está sucediendo entre algunos artistas, todas esas canciones que hablan de que si nos volveremos a abrazar..., buf".

El músico termina lamentando las consecuencias de la crisis: "Muchísimas familias viven directa o indirectamente de la cultura, están duramente afectadas y deben ser ayudadas. Pero aunque es lamentable y paradójico ninguna de estas ayudas llegarán a quienes de verdad son los creadores de la cultura, o bien porque para subsistir tienen que trabajar en otra cosa, lo que supone muy mala noticia para la calidad de la obra, o porque para crear con la atención debida no hay otro camino que la indigencia, aunque esto pertenezca más al modo que teníamos de entender la vida en mi generación. Así la mayor parte de los autores que merecen la pena carecen de existencia, de epígrafes, no existen para la economía ni antes ni durante, ni existirán después de la pandemia".

Etiquetas