Sociedad

INFANCIA

Save the Children advierte de que el ingreso mínimo vital dejará fuera a 2 de cada 3 niños

La ONG ha criticado que la nueva medida "deje fuera" a colectivos vulnerables

Save the Children explica a la reina su plan de ayuda a familias pobres durante el estado de alarma por el coronavirus
Save the Children explica a la reina su plan de ayuda a familias pobres durante el estado de alarma por el coronavirus
C.R.

MADRID.- Save the Children ha advertido este jueves que el ingreso mínimo vital (IMV) dejará fuera a dos de cada tres niños en situación de pobreza y ha criticado que la nueva medida "deje fuera" a colectivos vulnerables como los solicitantes de asilo, las familias con menores en situación de irregularidad y los jóvenes extutelados.

Aunque la ONG considera que el ingreso mínimo vital es "un gran paso" en la lucha contra la pobreza severa, alerta de que la normativa tiene "limitaciones e incompatibilidades" que dejan fuera a personas vulnerables, según explica en un comunicado.

Frente a la estimación del Ejecutivo de que aproximadamente 690.000 menores serán beneficiarios de la ayuda, Save the Children eleva a 2,2 millones la cifra de menores en situación de pobreza en España, por lo que el IMV protegerá solo "a un 32% de la infancia vulnerable".

La organización denuncia que no puedan acogerse otros colectivos como los solicitantes de asilo, las familias con menores en situación de irregularidad o los jóvenes extutelados, un grupo "especialmente vulnerable" porque la falta de programas "eficaces" de transición a la vida adulta provoca que muchos sufran pobreza.

Por lo que se refiere a la edad de acceso, 3.000 familias formadas por menores de 23 años que no podrían optar al IMV, según los datos aportados por Save the Children, y "el 80% de esas familias" está en riesgo de pobreza.

La ONG advierte de que otro grupo vulnerable que quedaría fuera de la normativa sería el de las familias numerosas con más de tres hijos -o monoparentales con más de cuatro- pese a que, según sus estimaciones, el 58 % de las 111.000 familias con cuatro hijos o más está en situación de vulnerabilidad.

La organización también critica que en la nueva normativa se incluya la supresión de la prestación por hijo a cargo a final de año (341 euros anuales para familias con hijos en situación de pobreza y 588 para las que se encuentren en estado de pobreza severa), por lo que "muchas familias quedarán fuera del IMV" y, sin esta ayuda, no contarán con ningún tipo de apoyo a la crianza.

"Las garantías de ingresos son una herramienta para luchar contra la pobreza, mientras que las prestaciones por hijo o hija a cargo están enfocadas a ayudar a la crianza y pueden servir incluso de fomento de la natalidad", explica el director general de Save the Children, Andrés Conde.

La ONG insiste en que, aunque la actual prestación por hijo a cargo es "insuficiente", no puede desaparecer porque es "la única ayuda a la crianza" y tiene una cobertura mayor que la del ingreso mínimo vital.

Etiquetas