Sociedad

DOMINGO - AIRE LIBRE

Unas gafas nuevas para descubrir el Pirineo

‘Por qué preservar la montaña’ es un diccionario natural de la A a la Z escrito por Eduardo Viñuales

Unas gafas nuevas para descubrir el Pirineo
Unas gafas nuevas para descubrir el Pirineo
E.V.C.

¿Por qué preservar la montaña?" Para dar respuesta al título de este libro no son necesarios los porqués, basta con seguir la senda de las letras del alfabeto de este diccionario natural que contiene la esencia del Pirineo para encontrar la respuesta. El lector saltará de cumbre en cumbre, de flor en flor, correrá para que no se le escapen las especies animales más singulares, se sumergerá en las aguas más cristalinas... o se detendrá durante horas ante una fotografía para disfrutar de un espectáculo natural. Sin porqués.

El escritor y naturalista de campo Eduardo Viñuales Cobos recoge en unas 250 entradas los elementos más distintivos del Pirineo, sin fronteras geográficas. Este volumen, de 176 páginas, es la continuidad de la revista "El mundo de los Pirineos" que se reconvierte en una colección de libros bajo la misma cabecera. Aunque la decisión era anterior, la salida de este primer volumen ha coincidido con el inicio del estado de alarma, pero ya está disponible en las librerías. Ahora, en lugar de seis revistas al año, se editarán cuatro libros, que mantendrán uno de los rasgos distintivos de la publicación, como es la apuesta por la fotografía de calidad.

Este primer título es una guía "muy visual" del Pirineo, que se ha estructurado en varios capítulos, ya que hay un apartado de cumbres, otro de geología, de ríos, de lagos, del clima, de los ecosistemas pirenaicos... En cuanto a la biodiversidad, hay un apartado de flores y arbustos, de plantas alpinas, uno de hongos y otro del reino animal.

Cada una de esas más de 250 entradas va acompañada por imágenes de gran calidad, muchas de ellas son capturas del mismo autor, con unas 10 o 12 líneas de explicación. Eso le ha obligado a agrupar en una misma voz, por ejemplo, todos los pinos o los lagartos y lagartijas. "Todos es muy visual y, aunque no aparezcan todos, se pueden reconocer esos animales y plantas de los que se habla", dice.

Y rompiendo el esquema más académico de la A a la Z, hay una doble página de hojas de árboles para su identificación, como el arce, el álamo temblón, el abedul, el majuelo, el haya...

LA HUELLA DEL HOMBRE

A todo esto se añaden dos capítulos más, uno de ellos sobre la vinculación del hombre con la naturaleza: La huella del ser humano. "Lo hemos dicho al inicio, formamos parte de este gran y variado espacio naturales que son los Pirineos, también es nuestro hábitat. Bien es cierto que nuestra relación con el medio ha tenido siempre sus sombras y luces. Hemos arrasado espacios (...) pero también hemos construido, restablecido órdenes, recuperado especies (...). Una relación de amor-odio que ha dejado su indudable impronta", dice en el libro. "Aquí se habla de las gorgas, las carboneras, la despoblación, los embalsas, la explotación forestal, los incendios, la miel, las navatas y almadías, el pastoreo, las razas autóctonas... el turismo sostenible y los yacimientos mineros", detalla el autor.

En el último capítulo del libro, "Preservar la vida y los espacios naturales", de la A a la Z, se recorren los principales espacios protegidos que hay en los Pirineos, como Aigüestortes, Peñas de Aya... "Es un compendio no solo del Pirineo aragonés, sino del francés, del andorrano... Aparece también la Sierra de Guara, el Posets Maladeta, Monte Perdido, los Valles Occidentales...", apunta Viñuales Cobos.

"Por qué preservar la naturaleza" es un catálogo de lo mejor de la naturaleza pirenaica que nos induce a pensar que tenemos un patrimonio natural maravilloso en los Pirineos, que es excepcional en toda Europa", comenta el autor. "Todo esto debemos conservarlo y mejorar nuestra relación con ese mundo natural. Hay que pensar que esa variedad y esa riqueza que parece inacabable o inabarcable debe ser preservada porque es irrepetible", indica. "Es el mensaje subliminal de la lectura de este catálogo de paisajes, cumbres, animales, lagos, ríos...", añade. Por eso, no hacen falta los porqués para responder al planteamiento del título.

Eduardo Viñuales Cobos lleva décadas observando y estudiando la naturaleza y asegura que en la preservación "se ha ganado mucho". "Siempre hay lugares y sitios que requerirían una mejor protección, pero no olvidemos que los Pirineos son una de las grandes reservas de Europa. Fueron pioneros en su protección con la declaración de Parque Nacional de Ordesa en 1918.

"Ahora, con toda la crisis sanitaria que estamos viviendo, nos recuerda lo importante que es para la salud humana la preservación de la biodiversidad, de los ecosistemas, de los espacios naturales sanos que nos proporcionan oxígeno, que reciclan el agua, el aire... Es importante no solo conservar los Pirineos sino todo nuestro entorno y cambiar ese chip y el ritmo que lleva la humanidad", comenta.

"Hace unos meses se hablaba de la crisis climática y no está en el fondo disociada de esta crisis sanitaria, porque si no preservamos el Pirineo... Estos días que dejamos de recibir turismo se ve que se pone en jaque uno de los pilares del modo de vida de las gentes del Pirineo. Es muy importante tener un paisaje bien conservado que atraiga a la gente porque genera una economía sostenible", reflexiona el escritor.

El título "Por qué preservar la montaña", escrito por Eduardo Viñuales y editado por "El mundo de los Pirineos", está disponible en librerías. Este cambio de formato de revista a libro permitirá que no tenga un tiempo limitado de permanencia en el quiosco. Cómo él mismo dice, son "unas gafas nuevas". Para despojarse de miradas viejas.

Etiquetas