Sociedad

TURISMO

España lucirá 688 'Banderas Azules' este verano, 589 en playas, y mantiene su liderazgo mundial

Nuestro país ocupa el octavo lugar de calidad de aguas de baño en Europa UE

España lucirá 688 'Banderas Azules' este verano, 589 en playas, y mantiene su liderazgo mundial
España lucirá 688 'Banderas Azules' este verano, 589 en playas, y mantiene su liderazgo mundial
EFE

MADRID.- España ha obtenido un total de 688 'Banderas Azules' (589 playas, 98 puertos deportivos y cinco en embarcaciones turísticas sostenibles) que ondearán a partir de junio en el litoral español, lo que supone 19 más respecto al año pasado, siendo la Comunidad Valenciana líder en número de playas con Bandera Azul este año, aunque el aumento más significativo se producido en Andalucía.

De este modo, España, con 23 playas más y 4 puertos menos, mantiene su liderazgo internacional ininterrumpido desde 1987. Aunque más de 100 Banderas Azules llevan luciendo en España más de diez años, diez playas españolas estrenan este verano su Bandera Azul.

De las Banderas Azules concedidas, España viene manteniendo un porcentaje alrededor del 15%. Así, aunque sólo en una de cada cinco (18,4%) de las playas españolas ondeará este verano la Bandera Azul, en torno a una de cada siete Banderas Azules que ondee en elmundo lo hará en el litoral español.

Siguen a España en esta clasificación a nivel internacional, Grecia (514), Turquía (508), Francia (507), Italia (482) y Portugal (387). El Jurado Internacional Bandera Azul 2020, con participación, entre otros, de los Organismos de Naciones Unidas para el Turismo (OMT) y el Medio Ambiente (PNUMA), ha concedido Banderas Azules a 45 países del hemisferio Norte.

De las 662 playas candidatas a Bandera Azul en España en 2020, han sido galardonadas 589. Ello significa que un 89% de las playas que se presentan a Bandera Azul son galardonadas.

LA SEGURIDAD SANITARIA ESTE AÑO SERÁ ESENCIAL

En el evento de presentación celebrado de forma telemática este martes, la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, aseguró que el litoral español mantiene altos estándares de calidad, lo que fortalece aún más la imagen de España como destino turístico líder y como el país más competitivo del mundo.

"La seguridad sanitaria está año va a ser esencial. Este año no será suficiente con que nuestras playas tengan accesos fáciles y seguros o que existan equipos de primeros auxilios y socorristas. Este año tenemos que ofrecer un plus de seguridad a residentes y turistas", explicó Oliver, recordando que en estos momentos está pendiente de validar por parte del Ministerio de Sanidad de una guía para la reducción del contagio por la covid-19 en playas.

Oliver explicó que en las playas españolas "no hay peligro" para este verano y que lo más importante a tener en cuenta en esta temporada veraniega será tanto el control de aforos como el distanciamiento social. "El objetivo es reducir riesgos de contagios y estoy segura de que lo vamos a conseguir", aseguró la secretaria de Estado.

CALIFICACIÓN DE AGUAS

Las playas de España están en el octavo lugar de la clasificación sobre la calidad de las aguas de baño en la Unión Europea en 2019, con un 88,4 % de playas aptas para bañarse, tras Portugal y por delante de Italia, según un informe de la Agencia Europea de Medioambiente.

Según el informe de AEM publicado el lunes en el marco del Día de los Océanos, de los 2.234 lugares analizados, 1.974 playas españolas tienen una "excelente" calidad de sus aguas de baño, 160 "buena", 38 "suficiente", 38 "pobre" y 24 no han sido clasificadas.

Dieciséis playas no fueron evaluadas en el periodo de monitorización, según la AEM.

Para el estudio de las aguas se toman muestras durante la temporada de baño y se analizan para detectar la presencia de bacterias (como la E. coli y los enterococos intestinales) que indican la contaminación por aguas residuales y la cría de ganado.

Según el estudio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha afirmado que "no hay evidencia" de que el virus covid-19 se haya transmitido a través de los sistemas de alcantarillado con o sin tratamiento de aguas residuales.

En 2019, se identificaron 22.295 sitios de baño en Europa, 164 más que el año anterior y 813 más que la temporada de 2015.

Uno de los principales requisitos de la Directiva es "garantizar" que todos los sitios de aguas de baño tenga al menos una "calidad suficiente".

La calidad del agua de baño en Europa "sigue siendo alta", con la proporción de sitios "excelentes" que creció continuamente desde la adopción de la Directiva hasta 2015, año en el que estabilizó en trono al 85 %.

En 2019, fue del 84,6 % en Europa y del 84,8 % en los países de la UE.

En 2019, los estándares mínimos de calidad del agua se cumplieron en el 95 % de los lugares y los sitios con baja calidad ha disminuido desde 2013.

Mientras las aguas de baño "pobres" constituyeron el 1,3 % de todos los sitios de la UE, un 0,7 % menos que los índices de 2013, lo que demuestra "mejoras en la gestión" de estos sitios de baño.

La calidad de los lugares de baño en la costa es "generalmente mejor" que los sitios interiores. Así, el 87,4 % de los situados en la costa se clasificaron con "excelente calidad", frente al 79,1 % de los sitios continentales de la UE.

Chipre (99,1 %), Austria (98,5 %), Malta (97,7 %), Grecia (95,7 %) , Croacia (95,6 %), Alemania (92,5 %) y Portugal (91,5 %) se encuentran en los primeros puestos de la clasificación, mientras Luxemburgo, Reino Unido, Bulgaria, Estonia, Eslovaquia y Albania ocupan los últimos.

En Chipre, Austria, Malta, Grecia y Croacia el 95 % de las aguas de baño era de "excelente calidad" en 2019.

Además, en Grecia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Rumanía y Eslovenia todos los sitios de agua de baño evaluados tenían al menos una "calidad suficiente".

En las últimas décadas, la calidad del agua de baño en Europa ha mejorado notablemente, gracias al monitoreo y gestión sistemáticos que recoge la Directiva de aguas de baño (UE, 2006).

Las inversiones en las plantas para el tratamiento de aguas residuales y las mejoras en las redes de aguas residuales ha supuesto "una reducción drástica" de los contaminantes emitidos a través de las aguas residuales urbanas no tratadas o parcialmente tratadas.

Esta situación permite actualmente en aguas superficiales urbanizadas que "anteriormente estaban muy contaminadas", según el estudio.

La AEM señala que si bien la proporción de sitios con aguas de baja calidad ha disminuido ligeramente desde 2013, persisten los problemas de contaminación, por los que es "imperativo" evaluar las fuentes contaminantes en su área de captación e implementar medidas integradas de gestión del agua.

En el estudio se ha incluido los sitios de baño se Suiza y Albania.

Etiquetas