Sociedad

LA ENTREVISTA

Moha Gerehou: "En este momento, no vale con no ser racista, hay que tomar acción"

El periodista oscense contextualiza las implicaciones de la lucha antirracista, que corresponde "a toda la sociedad", recuerda

Moha Gerehou: "En este momento, no vale con no ser racista, hay que tomar acción"
Moha Gerehou: "En este momento, no vale con no ser racista, hay que tomar acción"
B.D.

HUESCA.- Las protestas en Estados Unidos por el asesinato de George Floyd, a manos de la policía en Minneapolis, han elevado de nuevo al plano de la actualidad informativa el conflicto racial que se vive en el país norteamericano. Las demandas han adquirido dimensión internacional, convocándose también durante la semana pasada manifestaciones en distintas ciudades de España, así como acciones en redes sociales, como la de publicar en Instagram una imagen negra o reivindicativa bajo los hashtag #blackouttuesday o #blacklivesmatter.

Desde Madrid, el periodista oscense Moha Gerehou contextualiza estas protestas en el marco de la lucha antirracista. "Hay una cosa central en todo esto y es entender que el racismo es algo estructural, algo muy profundo y que está aquí, no es una cosa de Estados Unidos". Tampoco, insiste, "es algo nuevo". Gerehou recuerda, entre otros estudios, uno de la Universidad de Valencia y la de Oxford, que ya en 2013 constató "que a una persona negra (en España) se le para siete veces más que a una persona blanca". Un uso de las armas más extendido hace que "sea más probable que te peguen un disparo en Estados Unidos que aquí, donde está más limitado", pero la raíz, "que es la de ver a las personas negras como sospechosas de ser criminales, es la misma".

Por ello, aunque los efectos del racismo recaigan en las personas racializadas, la lucha antirracista "no es de las personas negras, gitanas o marroquíes, sino de toda la sociedad", pues, "si nos ponemos estrictos, el problema del racismo es de la población blanca, lo que pasa es que como nosotros somos los que lo sufrimos se dice que es nuestro problema pero objetivamente es de la población blanca que ve así a las personas que no lo son".

Ante la participación de personas blancas en esas manifestaciones puntuales de protesta, Gerehou señala algo importante: "Estamos en un momento que no vale con no ser racista, hay que ser antirracista y para ello hay que tomar acción". Es decir, continúa, " bien a que la gente se manifieste en redes sociales pero lo suyo es que si haces eso seas consecuente con todo lo que conlleva ser antirracista".

Esa acción implica "que cuando veamos u oigamos actitudes o comentarios racistas en el seno de nuestra familia que los identifiquemos y lo digamos, que si vemos una situación racista en el colegio seamos capaces de denunciarlo al profesorado, o si vemos a un amigo comportarse de forma racista, le hagamos frente". Y eso supone "un coste emocional y a veces de amistades y parejas, pero es lo que tiene estar comprometido por la defensa de los derechos fundamentales. Si realmente creemos, como damos a entender cuando ponemos ese cuadrado en Instagram, que queremos un mundo sin racismo, tenemos que entender que es algo estructural, que es una lucha que va para largo y que implica que nos mojemos desde el minuto uno".

Etiquetas