Sociedad

RELIGIÓN

Omella lamenta que haya obispos y políticos que "no dan la talla"

"Si hay ateos en el mundo es porque hay malos cristianos", dice el cardenal

Omella: "No creo que la segregación de niños y niñas sea una cosa habitual en las escuelas concertadas"
Omella: "No creo que la segregación de niños y niñas sea una cosa habitual en las escuelas concertadas"
EFE

MADRID.- El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Juan José Omella, lamentó que haya obispos y sacerdotes que "no dan la talla", igual que ocurre con los políticos y reconoció que "un escándalo de un sacerdote hace que mucha gente se vaya".

Lo dijo durante su participación en un diálogo online organizado por la Fundación Pablo VI, en el que analizó algunos de los retos del mundo pos-covid-19 y durante el que subrayó que "si hay ateos en el mundo es porque hay malos cristianos", igual que ocurre en la política; "si hay gente que se desengancha de la política es porque hay políticos que no son buenos".

El cardenal arzobispo de Barcelona criticó que en estos momentos de crisis algunos políticos se hayan subido el sueldo y dijo que ahora se necesitan líderes políticos y religiosos que sean "muy coherentes", que cumplan lo que dicen y "con los pies en la tierra".

"Recojo lo que dice la gente, que el sueldo de algunos políticos se haya subido en lugar de bajarse es una cosa que duele", lamentó Omella.

El presidente de la CEE reconoció que también en la Iglesia católica es necesario hacer autocrítica, pero recordó que han pedido a los sacerdotes y obispos españoles que se bajen el sueldo y lo compartan con quienes menos tienen y lo estén pasando peor. "La política es un oficio muy noble y muy digno y ciertamente tenemos políticos muy respetables ante los que hay que quitarse el sombrero, pero también hay gente que no da la talla, pero eso pasa también en la Iglesia, tenemos obispos, sacerdotes, que no damos la talla, pero hay otros que son auténticos santos ante los que la gente se arrodilla", dijo. No obstante -advirtió- "un escándalo de un sacerdote hace que mucha gente se vaya".

Sostuvo que el papel de la Iglesia es "sembrar paz y procurar unir a la gente" y no "echar más leña al fuego", y defendió que se necesitan líderes sociales, políticos y religiosos que sean muy coherentesl

Etiquetas