Sociedad

ENTREVISTA

Ángel Gonzalvo: "Hemos generado la vocación cinematográfica de público y creadores"

El coordinador de la actividad "Niños al Festival" habla sobre cómo se ha desarrollado la última edición y de sus grandes beneficios

Ángel Gonzalvo: "Hemos generado la vocación cinematográfica de público y creadores"
Ángel Gonzalvo: "Hemos generado la vocación cinematográfica de público y creadores"
S.E.

HUESCA.- La promoción del séptimo arte entre los pequeños es una de las partes más importantes del Festival Internacional de Cine de Huesca, que en los últimos años ha generado la "vocación cinematográfica de espectadores y creadores" gracias al exitoso ciclo "Niños al festival".

Así lo afirma Ángel Gonzalvo, representante de Un Día de cine, que junto al Gobierno de Aragón participa en esta iniciativa patrocinada por la Asociación de Realizadores Oscenses.

Tras evitar que el ciclo se perdiera debido a la pandemia del coronavirus, sus impulsores han aprovechado la virtualidad para llegar a más centros.

"Hasta ahora disfrutaban de la iniciativa los colegios de Huesca, pero ahora hemos ampliado el marco a toda la Comunidad Autónoma", explica Gonzalvo.

Este formato ha atraído a 500 estudiantes de Primaria adicionales de los colegios San Miguel (Tamarite), Monte Oroel (Jaca), César Augusto (Zaragoza) y San Roque (María de Huerva), así como del CPI de Benabarre.

La selección de cortometrajes de este año tenía un objetivo fundamental: "Imaginar un mundo mejor y trabajar esta faceta del crecimiento personal y la inteligencia emocional a través del cine", dice.

También apostaron por el cine de animación para "desmitificar que solo sea un entretenimiento", con unas historias "que tuvieran varias lecturas entre diferentes generaciones, porque los alumnos también podían verlos en familia", cuenta.

Los cortos elegidos fueron: La niña que tenía una sola oreja, que habla sobre igualdad e inclusión; La flor más grande del mundo, que aborda la importancia de mantener la biodiversidad; y Alike, que gira sobre la autoaceptación.

"Hay que agradecer la total disponibilidad de los productores para cedernos los cortos dada la finalidad educativa de la actividad", señala Gonzalvo.

El coordinador explica que "es muy importante" que los chavales "sepan ver cine" porque manejamos diariamente "unas cinco pantallas".

"Es crucial que desde pequeños comiencen a trabajar la alfabetización audiovisual. Tienen que saber ser analíticos con lo que están viendo", confirma el docente.

Después de dos décadas promocionando el programa "Un día de cine" entre los chavales, Ángel Gonzalvo asegura que los resultados son notables.

"Estoy totalmente seguro de que hemos creado muchas vocaciones y eso es muy bonito", señala.

"Precisamente en esta sesión hemos trabajado con una ex-participante, Laura Torrijos-Bescós -joven directora y actriz oscense-, con la que hemos hecho unas pequeñas dramatizaciones que introducen cada uno de los cortos", añade el docente, gracias al cual cientos de jóvenes ven el séptimo arte con otros ojos.

Etiquetas