Sociedad

DOMINGO - OJO AVIZOR

El místico imperio del silencio y la aceptación en el viaje hacia la felicidad

Alberto Ayora y Javier Campos han emitido el documental “Mustang, mi reino interior”

El místico imperio del silencio y la aceptación en el viaje hacia la felicidad
El místico imperio del silencio y la aceptación en el viaje hacia la felicidad
S.E.

De Huesca a Nepal. La inspiración surgió aquí y el destino llevó a los aventureros al Lejano Oriente, a estepas en las que la vida apenas avanza y el silencio se apodera de la vida en un misticismo que nos guía a nuestro yo. Tras la presentación del libro "17 Cimas para Vencer al Cáncer", de Javier Campos, la cena unió al autor con Alberto Ayora, militar, montañero y conferenciante, y al también orador, escritor y profesor de Marketing Sergio Bernués. La argamasa fue la voluntad de encontrar, a través de las vastas superficies de la naturaleza más remota, fuentes de las que bebiera la investigación contra el cáncer infantil, en la que tan concienciado está el último de los comensales.

Tras barajar distintos escenarios finales como el Tibet, la India o Pakistán, y con los patrocinadores Kairos DS y Enfoque NFQ, sin perder de vista la misma causa, Campos y Ayora despegaron hacia el reino de Mustang, en Nepal, que hasta 1964 era un mundo ignoto para el exterior, para grabar un filme documental con una estructura de guion predeterminada a la que, en las quince jornadas de recorrido, incorporarían la rica inspiración de unos parajes a la par majestuosos y minimalistas tras dejar atrás las ciudades abigarradas. Influencias geográficas en el carácter de los moradores de unos y de las otras.

Alberto Ayora, del Grupo Militar de Alta Montaña arraigado en Jaca, asegura que "Mustang: Mi Reino Interior" es el resultado de una peripecia viajera hacia el yo, exprimiendo cada hálito vivencial. "Mustang es muy místico. Es el último reino prohibido del Himalaya, ahora ya abierto pero con restricciones. Se percibe ya una cierta influencia, en su entorno, de la construcción de grandes carreteras por China, que provocan un efecto de occidentalización. Pero, ahora mismo, el salto en el tiempo es brutal, es una aventura dentro de otro mundo en el que todo conduce hacia la reflexión". El antropólogo y explorador Michel Peissel fue la primera irrupción occidental en este territorio plagado de religiosidad y armonía.

El coronel pone en valor el arranque, "el choque entre el ruido y el silencio, entre el caos y el orden" de la desorganizada y trepidante ciudad y los espacios magnánimos en la paz de la naturaleza. Pashupatinath, en el origen del viaje, exhibe ya diferencias trascendentales con sus crematorios hinduistas que expresan la naturalidad de la muerte frente al eufemismo ruidoso de Occidente que la concibe cual abismo ajeno.

Ayora y Campos, camarógrafo experimentado y creativo, bebieron de las ideas que surgían cada día para establecer los parámetros, las tomas y las reflexiones de cada escena. "Si lo puedes hacer en solitario, es mejor, pero hay que buscar espacios de soledad en cualquier caso. Está jalonado de monasterios budistas donde puedes dedicar las tardes a la meditación, hay cuevas con ermitaños que también invitan a meditar... Es un sitio idílico".

"Con Javier, al que conozco de 2006 cuando coincidí en el Gasherbrum II, tengo conversaciones que no tengo con otras personas. Mientras Javier seleccionaba las imágenes por la tarde, yo me hacía un pre-guion con lo que me había sugerido el camino y esas frases las comentaba al día siguiente. Fue tomando forma durante el viaje".

"Mustang: Mi Reino Interior" refleja filosofías de muchas religiones diferentes,"no sólo el budismo, sino del hinduismo, del cristianismo, de filósofos existencialistas, de científicos recientes... Me he apoyado en temas de neurociencia, psicología, filosofía,... Lo que me sugería a mí tiene una explicación que se halla en filosofías antiguas".

La clave, asegura Alberto Ayora, era "estar abiertos a ese viaje. Teníamos claras las localizaciones porque Javier sí había estado antes. Íbamos a hacer un viaje hacia el interior, reflexiones y preguntas en sintonía con lo que íbamos viendo en el viaje. Teníamos que buscar el hilo argumental basado en el silencio interior que nos iba a dar las respuestas que buscábamos".

Otra constante en el documental nos introduce en una cuestión metafísica dentro de la observación de los vecinos de esos pequeños pueblos impregnados por la espiritualidad. "Está presente la aceptación y la adaptación al entorno en el que vives, y la aceptación y ser felices con esa forma de vivir. Aceptar no lo mucho o poco que tengas, sino lo que tienes. Disfrutar los momentos presentes, el aquí y ahora. Son regiones sometidas a desastres naturales, al castigo de la dureza en invierno y del máximo aislamiento en el que los recursos escasean. La sonrisa está siempre presente. Es lo que ves en los sitios por donde hay felicidad. La gente está continuamente dando y dándose a los vecinos o la familia". "Las expectativas de futuro nos causan desilusión".

Alberto Ayora asegura que el Himalaya y su magnificencia "empequeñecen todo. Estás acostumbrado a montañas de 3.000 o 4.000 metros y llegas a 8.000. Arrancas el viaje entre el Dhaulagiri y el Annapurna, y en medio está ese tremendo río. Sólo los templos son grandes, los campos son pequeños, como las casas... Es otra forma de vida".

En el retorno después de esas dos semanas, "ves todo diferente. Somos lo que somos porque somos de donde venimos. Nos hemos criado aquí, nos hemos desarrollado, la cultura en la que nos hemos embebido... Y, cuando vuelves, ves la importancia del aquí y ahora, de la aceptación, que hemos aprendido allí y cuesta darse cuenta de que hay que parar: ojo, que te estás yendo otra vez por el camino incorrecto. Piensa lo que has vivido y sentido, y allí he sentido felicidad. El libro "Biografía del silencio" o el movimiento "slow" están basados en lo mismo. Tienes que parar. Deja de mirar hacia el exterior y céntrate en mirar hacia ti mismo, conócete a ti mismo y piensa cómo actúas, si es otro yo el que te está llevando".

La crisis del coronavirus frenó la presentación en Madrid, que en cualquier caso se realizará con la explicación de la causa destinataria de los fondos. Kairós y Enfoque lo han lanzado por Youtube y Vimeo, con decenas de miles de visualizaciones. Se ha traducido al inglés y el objetivo, por la dimensión de la idea, es su divulgación sin límites. A pesar de que, en el mensaje, rezuma la paz y el recogimiento. El silencio y la felicidad.

Etiquetas