Sociedad

EDUCACIÓN

Javier Zaragoza: "El balance de estos tres años de Capas Ciudad no puede ser más satisfactorio"

Uno de los investigadores principales dentro del proyecto Centro Pirenaico de Atención y Promoción de la actividad física para la salud en la Ciudad explica el trabajo realizado y qué se hace para asegurar su continuidad

Javier Zaragoza: "El balance de estos tres años de Capas Ciudad no puede ser más satisfactorio"
Javier Zaragoza: "El balance de estos tres años de Capas Ciudad no puede ser más satisfactorio"
D.A.

¿Qué últimos pasos se han dado desde el proyecto Centro Pirenaico de Atención y Promoción de la actividad física para la salud en la Ciudad (Capas Ciudad), tanto en Huesca como en Francia ¿Qué balance se hace de la etapa 2017-2020 y en concreto en el objetivo de promover la actividad física y la salud en Huesca—

El centro nace con la voluntad de optimizar recursos y de intentar identificar problemas comunes en las ciudades de Tarbes y Huesca para aportar soluciones contextualizadas que favorezcan la calidad de vida de la población de ambas ciudades, y la construcción de ciudades más sostenibles y saludables. Capas Ciudad ha ejercido un liderazgo comprometido dirigido a la construcción de ciudad y ciudadanía, entendiendo la ciudad no solo bajo un prisma físico-urbanístico, sino también como un entorno social, un lugar por excelencia de convivencia y de vida. Desde este liderazgo se han coordinado diferentes acciones y proyectos encaminados a la promoción de la actividad física en diferentes sectores poblacionales.

El balance de estos tres años, no puede ser más satisfactorio. Se ha construido en Tarbes un centro transpirenaico de atención a la ciudad. Se ha reforzado la estructura universitaria de naturaleza transcultural para adecuar la respuesta de la institución a las necesidades del contexto social inmediato. Se ha incentivado un Máster con doble título francés y español. Se han desarrollado todos los proyectos diseñados en ambas ciudades, y los resultados obtenidos muestran un aumento de la práctica de actividad física. Se han confeccionado diferentes informes y material de apoyo para la promoción de la actividad física y la salud en los dos países. Pero sobre todo lo que se ha conseguido son unos anclajes, unos soportes, para hacer de este centro una estructura de referencia no solo a nivel local, sino a nivel europeo, en relación a la promoción de la salud a través de la actividad física, como así se reconoció en nuestro Congreso Internacional celebrado en Noviembre de 2019.

¿La continuidad de Capas Ciudad en estos dos próximos años, hasta que vuelva a haber financiación europea para este tipo de proyectos, está asegurada—

En los últimos meses la continuidad de Capas Ciudad ha sido nuestra principal preocupación. Tanto los socios como otras entidades públicas y organizaciones científicas, han reconocido su interés tanto a nivel público como privado. Se han mantenido diferentes reuniones con el ayuntamiento de Huesca y con otras entidades privadas, para buscar soluciones de continuidad. Una de las primeras opciones exploradas fue la constitución de una cátedra de la Universidad de Zaragoza. Pero esta estructura requiere financiación y hasta ahora solamente nuestro ayuntamiento (el de Huesca) se ha manifestado favorablemente, pero no tenemos en la actualidad una financiación suficiente. Paralelamente, y de cara a buscar esta financiación, hemos participado por un lado en la convocatoria estatal de Proyectos de I+D+I del Plan Estatal 2017-202, con "Proyecto de evaluación del impacto en la salud en población escolar", donde participan junto a la Universidad de Zaragoza la Consejería de Salud del Gobierno de Aragón, y por otro lado hemos presentado un proyecto a la convocatoria europea ERAMUS + DEPORTE con un proyecto denominado "Promoting Physical Activity in Secondary School for Health", donde participan además de la Universidad de Zaragoza, otras universidades como la Universidad de Pau, Universidad de Limerik, Universidad de Oporto y Universidad de Gante. Actualmente estamos esperando las resoluciones y por tanto la continuidad de Capas Ciudad no está asegurada.

¿La crisis sanitaria de la covid-19, cómo está afectando al proyecto—

Esta crisis sanitaria ha afectado en tanto en cuanto ha ralentizado las gestiones dirigidas hacia la continuidad de Capas Ciudad. Además no se han podido desarrollar, por ejemplo, la intervención prevista en un colegio de Huesca para fomentar el transporte activo, y tampoco la ITB (inspección técnica de bicicletas) que se iba a desarrollar en la ciudad de Huesca dentro de la semana del día internacional de la bicicleta en abril.

Pero, en estos días de confinamiento y especialmente en la desescalada se están oyendo voces que hablan de que se hace imprescindible construir nuevos modelos de ciudad, de dar respuestas rigurosas a los problemas que se han evidenciado tenemos como sociedad... La estructura de Capas-Ciudad, según se presentó en el Congreso de noviembre y se avaló con las aportaciones de los grupos de investigación que participaron y de las personalidades que nos visitaron, es una fórmula moderna, que se ajusta a las condiciones que desde las diferentes instancias internacionales especializadas en la promoción de la salud se vienen reclamando. La lucha contra la enfermedad tiene un espacio imprescindible que todos estamos esperando que dé su resultado para recuperar la "normalidad". La lucha para la promoción de la salud tiene que gestarse con otras propuestas que revisen la "normalidad" en la que estábamos instalados, que garanticen una participación de toda la sociedad, su empoderamiento, bajo criterios rigurosos que aseguren la sostenibilidad de entornos saludables que nos faciliten estilos de vida consecuentes desde una perspectiva global de la salud. Esto es Capas-Ciudad, o esa es la vocación con la que nació el Centro transpirenaico.

¿En los días más duros de confinamiento, la red ha servido para que llegaran a los ciudadanos decenas y decenas de propuestas de hacer actividad física en casa? ¿Ha sido esta una experiencia positiva en su opinión? ¿Se podría incorporar a su proyecto una nueva línea de trabajo e investigación en este sentido—

Capas-Ciudad/Capas-Cité desde su web en el lado francés ha estado aportando no pocas propuestas para realizar ejercicio físico en casa. Eran sesiones animadas por profesores de Educación Física de la región francesa en donde se ha instalado la sede del Centro Pirenaico. Ha sido un bonito ejercicio que nos demuestra que Capas-Ciudad es una herramienta que tiene que ser de toda la ciudadanía. En la sede de Huesca al desaparecer los contratos de profesionales que estaban contemplados hasta diciembre, nos hemos centrado en vincular el trabajo académico a dar respuestas reales a los ciudadanos. Así, se ha seguido trabajando con la intervención desde proyectos de prácticas y otros trabajos académicos. Por ejemplo un grupo de estudiantes ha retomado un viejo trabajo que se llamó "Cuéntame yayo" y ha desarrollado una web para fomentar la comunicación intergeneracional a partir del juego tradicional. Evidentemente es una línea de trabajo que puede tener su recorrido en los próximos meses.

¿Cuando se supere esta crisis, la sociedad en general estará en mejor o peor condición física que antes del coronavirus—

Desde nuestra perspectiva, el tener mejor o peor condición física, dentro de la importancia que tiene, no debe ser el foco sobre el que soportar la promoción de la salud a través de la actividad física. Lo realmente importante, es que personas de diferentes edades hagan actividad física e instauren este comportamiento, dentro de su estilo de vida. La condición física podrá ser en todo caso, una consecuencia, pero nunca el principal centro de interés. Por tanto, la mirada tiene que focalizarse en la ciudad y en su concepto. La pregunta que debemos responder es ¿qué ciudades queremos construir tras la pandemia Se está hablando estos días del concepto de "la ciudad de 15 minutos" que por ejemplo está desarrollando París, en la cual es posible ir a pie o en bicicleta a todos los nodos de trabajo, compras, ocio etc. Quizá una de las consecuencias de esta pandemia en las ciudades sea el auge del transporte privado ante la aversión a los transportes públicos, pero esto necesariamente no tiene que significar un aumento en el uso del coche. La bicicleta puede ser la alternativa más barata y efectiva, para habilitar vías ciclables. Las instituciones, las personas van/vamos a tener que ajustarnos a una nueva lógica, a un cambio de paradigma sobre la construcción de ciudades, nuevas normas políticas y urbanas. Lo importante es cómo vincular a los gobiernos locales y a los ciudadanos en el compromiso para generar una ciudad más inclusiva y sostenible. Aquí es donde Capas Ciudad sigue teniendo sentido. Esta estructura ha sido y debe seguir siendo una herramienta para ayudar a construir ciudad, apoyando a todos sus agentes para estimular a todos los actores en la práctica de actividad física y en la construcción de una ciudad más saludable, donde la convivencia sea más factible y apoyándonos en un elemento tan sencillo como la práctica de la actividad física.

Etiquetas