Sociedad

DÍA DEL ORGULLO

Las mujeres LTB alzan su voz para denunciar la "opresión de género"

Huesca se suma a esta conmemoración con una concentración en la plaza de Zaragoza

Las mujeres LTB alzan su voz para denunciar la "opresión de género"
Las mujeres LTB alzan su voz para denunciar la "opresión de género"
P. S.

HUESCA.-  2020, Mujeres LTB: Sororidad y feminismo. Bajo ese lema la Coordinadora 28 J de Huesca ha celebrado el Día del Orgullo con una concentración en la plaza de Zaragoza, donde todos los asistentes han lucido mascarillas y han cumplido con la distancia de seguridad, siguiendo las medidas sanitarias establecidas por el Gobierno.

La música de la dj Sara Luna Roja ha animado un encuentro en el que, además de cantarse diferentes consignas, varias mujeres lesbianas, bisexuales y las madres de dos niñas transexuales han leído un manifiesto que ha servido para dar voz y visibilidad a este colectivo.

CLICA AQUÍ PARA VER UNA GALERÍA DE FOTOS

Tras mostrar su solidaridad con quienes se han visto afectados por el coronavirus y sus familias, y lanzar un mensaje de ánimo “a todas las personas del colectivo a las que la pandemia está dejando en situación de especial vulnerabilidad, como las mayores, los adolescentes con familias LGTBIfóbicas, las que están situación de prostitución, las seropositivas, las migrantes en situación irregular o las personas sin hogar, entre otras”, han recordado el lema de este año.

“Desde aquí denunciamos la opresión de género que vivimos y la suma de discriminaciones que sufrimos por ser, además de mujeres, parte del colectivo LGTBI+, de manera que estamos expuestas tanto al machismo y la misoginia, como a la lesbofobia, transfobia y bifobia”.

CLICA AQUÍ PARA VER UN VÍDEO

“Somos raras, anormales, en ocasiones molestamos y estamos orgullosas de lo que somos y de visibilizarlo así ante el mundo, porque realmente es la mirada social la que no os deja vernos tal y como somos, y eso no es problema nuestro”, han clamado durante la lectura del manifiesto.

Como mujeres LTB “denunciamos el doble impacto de la brecha salarial que sufre en general el colectivo, que en el caso de las mujeres trans es mucho más profunda, así como la violencia transfóbica a la que están expuestas, junto con la negación y el no reconocimiento social, político y legal de su identidad sentida y la discriminación laboral, la cual en el pasado llevó a la prostitución a muchas mujeres como única salida, pero que en la actualidad, dando pasos pequeños y firmes está cambiando, consiguiendo leyes que recogen derechos para no retroceder en el camino recorrido. También luchamos desde la infancia contra el acoso que sufren les menores al expresar su identidad y/u orientación sexual, que les lleva en muchos casos al abandono temprano de los estudios, lo que queremos evitar trabajando conscientemente desde la educación a todos los niveles: colegio, familias, amigues...”

AQUÍ PUEDES LEER TODO EL MANIFIESTO

Es por estos motivos “por lo que queremos seguir trabajando en la creación de un discurso que desde la sororidad represente a todas las mujeres LTB con sus diferencias y sus similitudes. Sin necesidad de teoría, muchas mujeres tejen en la vida diaria una red de apoyo mutuo y se ayudan unas a otras para conseguir sus objetivos”. Y también, “somos feministas para poder seguir luchando por las mujeres LTB que no tienen voz, que aún no pueden disfrutar de nuestra situación. Seguir luchando para todas las mujeres, desde sus incontestables semejanzas y sus evidentes diferencias”.

Ángela Barles, miembro de la Coordinadora 28 J, ha reconocido a este periódico que “pese a las dudas que tuvimos de hacer o no un acto presencial, decimos hacer una concentración en vez de una manifestación como en otras ocasiones, para poder facilitar el cumplimiento de las medidas de distanciamiento entre personas”.

De hecho se ha marcado la plaza para que los participantes estuvieran separados y, al mismo tiempo, dar entre todos visibilidad en la calle a este colectivo, porque “no podemos retroceder en derechos, como algunos pretenden”.

Asimismo, Barles ha insistido en que la covid-19, “ha marcado nuestra vida durante tres meses. Para muchas el confinamiento con unas familias que no las entienden, ha sido una vivencia muy cruda”. Por eso, la concentración de hoy ha servido para mostrar el apoyo de los oscenses “a todas las que sufrimos la LGTBIfobia u otras formas de represión. Tenemos que luchar por el respeto hacia todas”.

Etiquetas