Sociedad

LA ENTREVISTA

Denis Escudero: "La decisión de quedarse es un ejemplo de lucha y amor por su pueblo"

El periodista publica "La España que abandonamos", que recoge las historias de quienes habitan los núcleos que han sufrido el éxodo

Denis Escudero: "La decisión de quedarse es un ejemplo de lucha y amor por su pueblo"
Denis Escudero: "La decisión de quedarse es un ejemplo de lucha y amor por su pueblo"
S.E.

HUESCA.- Fue de su trabajo en el programa Aquí la Tierra (La 1) de donde surgió la idea para el libro La España que abandonamos. Una sección dentro del programa, llamada Menos de 20, que Denis Escudero, autor del libro, estuvo realizando junto a su compañera, la reportera Marta Márquez, le permitió recorre pueblos con menos de veinte habitantes. "Después de visitar los dos primeros, supe cuál sería el tema de mi primer libro", explica el autor.

A través de sus ocho capítulos, Escudero recorre ocho municipios: Jánovas (Huesca), La Estrella (Teruel), Trevejo (Cáceres), Portalrubio de Guadamejud (Cuenca), Castillonuevo (Navarra), Villarroya (La Rioja), Valtajeros (Soria) y Jaramillo Quemado (Burgos). Historias de soledad, olvido y abandono que se entremezclan en las voces de sus habitantes. "El hilo argumental son los vecinos, que te explican por qué se quedaron, por qué cuando tuvieron ocasión de irse en los 50 o 60, no se fueron. Está clarísimo que estos pueblos si hoy existen es porque esos dos, cinco o 15 vecinos decidieron no irse en ese momento".

Unos 2.200 kilómetros que Escudero realizó en seis días porque "era importante el ir allí. Yo quería hablar con los vecinos, estar ahí, imaginar el pueblo, sentirlo lleno de vida hace algunos años y ver cómo está hoy", explica el autor. Un viaje que realizó acompañado del fotógrafo Pedro Rolán, cuyo trabajo realizado en esos seis días tiene visos de transformarse en una exposición itinerante que acompañe el recorrido del libro.

Entre los testimonios incluidos, de conocidos de la provincia como es Jesús García, de Jánovas, donde se da la circunstancia, recuerda Escudero, de que "la gente quiere volver ahí a darle vida al pueblo. Habrá muy pocos pueblos en España que hayan desaparecido y que se vuelvan a poner en pie".

O las historias de los dos únicos habitantes de La Estrella, en Teruel, "dos octogenarios que llevan viviendo solos desde hace 36 años". Una decisión, la de quedarse en estos núcleos que, para Escudero representa "un ejemplo de lucha y amor por su pueblo".

De ese recorrido por los pueblos y de sus conversaciones con sus habitantes, Escudero identifica "un halo de resignación en la gente mayor, que ha visto el pueblo en su máximo apogeo -Portalrubio de Guadamejud (Cuenca) llegó a tener 800 habitantes y ahora son menos de 25- y ven como, en algunos casos, "los pueblos están mejor que nunca en cuanto a infraestructuras, agua corriente y electricidad", pero "siguen sin sumar habitantes", explica.

Por otro lado está la visión de la gente joven "que sí es más optimista", pues su memoria no está contagiada de la nostalgia de los mayores, y "ofrecen alternativas, como innovar en cultivos que económicamente florezcan más". Pero el reclamo que se trasmite desde estos lugares que "abandonamos" es, según el autor, el de que "se intente crear trabajo alrededor de estos pueblos", explica.

Etiquetas