Sociedad

SOLIDARIDAD

Cáritas Sabiñánigo se consolida como un servicio social básico

Ha repartido lotes de alimentos a un total de 449 personas entre marzo y junio

Cáritas Sabiñánigo se consolida como un servicio social básico
Cáritas Sabiñánigo se consolida como un servicio social básico
M.P.

SABIÑÁNIGO.- Cáritas Sabiñánigo, durante el periodo comprendido entre el 13 de marzo y el 30 de junio de este 2020, "ha seguido demostrando su compromiso social con los más necesitados, a la vez que ha sentido la solidaridad de muchas empresas y particulares de las que ha recibido donaciones", explican desde la propia organización.

Las mismas fuentes argumentan que, en dicho periodo de tiempo, un total de 155 familias, representando a un total de 449 personas, han recibido lotes de alimentos frescos o no perecederos valorados en 9.300 euros, procedentes del Banco de Alimentos de Huesca, de compras realizadas directamente por Cáritas Sabiñánigo o de donaciones de particulares o empresas. Los lotes de alimentos los preparan en función de las necesidades de cada familia y en cuanto a los miembros de la misma, y si hay niños siempre ponen galletas, chocolate, cereales... Además, aunque los contenedores de ropa fueron precintados por razones sanitarias, "dieciocho familias han recibido ropa por una necesidad urgente. Todas las actuaciones se han llevado a cabo siguiendo estrictas normas sanitarias".

Cáritas Sabiñánigo recuerda que entre el 30 de marzo y el 13 de abril, el Gobierno de España decretó la paralización de toda actividad no esencial. "Aquí continuamos en dicho periodo con la actividad al ser considerada como servicio social básico".

Cáritas Sabiñánigo, durante la pandemia, ha trabajado de forma coordinada tanto con los Servicios Sociales de la Comarca del Alto Gállego como con el Ayuntamiento serrablés, "de manera que las emergencias de tipo social han sido derivadas a la Comarca y las personas con urgente necesidad de alimentos han sido derivadas a Cáritas".

Por otra parte, explica que el Centro de Solidaridad Interdiocesano de Huesca (antes llamado Proyecto Hombre) ha contribuido durante la pandemia de la covid-19 mediante la ayuda psicológica a varias personas con problemas de drogodependencias. "Caritas Sabiñánigo contribuye con el Centro de Solidaridad Interdiocesano mediante una aportación financiera y cesión de sus locales para las consultas, aunque durante la pandemia las consultas han sido de forma telefónica".

En Cáritas Sabiñánigo se dispone de un equipo de voluntarios "entusiastas y motivados por ayudar a los más necesitados, pero para poder ayudar necesitamos continuar con el apoyo de nuevos voluntarios y de las aportaciones de empresas y particulares de nuestro entorno. Gracias a todos los donantes y colaboradores. Gracias a Sabiñánigo y Comarca por ayudarnos a ayudar", concluyen.

Etiquetas