Sociedad

PROYECTO HOMBRE

Elena Palacio: "El tratamiento es más efectivo cuando se acompaña con la familia"

El Centro de Solidaridad Interdiocesano de Huesca presenta su memoria del año 2019

Elena Palacio: "El tratamiento es más efectivo cuando se acompaña con la familia"
Elena Palacio: "El tratamiento es más efectivo cuando se acompaña con la familia"
J.N.C.

HUESCA.- El Centro de Solidaridad Interdiocesano de Huesca (Proyecto Hombre) presentó ayer la Memoria de 2019, documento en el que destacan las 251 atenciones e intervenciones realizadas con personas afectadas por adicciones.

Participó en el encuentro con los medios de comunicación el obispo de Huesca, Julián Ruiz, quien dijo que esta fundación sin ánimo de lucro es "una aventura solidaria" que ofrece "una alternativa vital ante los problemas tan acuciantes que vivimos en esta sociedad en todo este ámbito amplio de las dependencias".

Asistió también el director del Centro de Solidaridad Interdiocesano de Huesca (CSIH), José Luis Martín-Retortillo, quien recordó que este centro se dedica al tratamiento de adicciones, tanto las de ingesta de sustancias como las compartamentales (ludopatía, videojuegos y nuevas tecnologías o las compras compulsivas), "que están apareciendo cada vez más con mucha virulencia y con peculiaridades muy específicas que afectan sobre todo a la juventud". Martín-Retortillo afirmó que la persona que padece adicciones sufre al mismo tiempo "una pobreza emocional y física que requiere apoyo de todo el mundo", y concretó que desde el CSIH se atiende "de una forma gratuita, discreta e incondicional". Además, hizo un llamamiento a la solidaridad de los oscenses, que "necesitamos dinero por la salud, por la juventud saludable".

Añadió el director del CSIH que este Centro hace una doble atención básica: la terapéutica -"el trabajo psicológico de apoyo y escucha, de orientación a la persona usuaria"-, y la de prevención, con la que el año pasado se beneficiaron 3.340 alumnos de 18 centros educativos, en los que se impartieron 209 talleres en los que participaron, así mismo, 141 docentes.

LAS PRINCIPALES ADICCIONES

El psicólogo Aland Medal, resaltó que las adicciones de las personas que siguen siendo atendidas este año "se han visto agravadas con el estado de confinamiento", y sobre los casos tratados en 2019 explicó que "la droga de mayor consumo es la cocaína, aunque quien la consume también ha consumido alcohol, al que no se le da el valor problemático que se da a la cocaína". 37 personas fueron atendidas el año pasado por consumo de esta droga. En segundo lugar está el policonsumo (30 casos) y en tercero, el alcohol (21). Otra adicción que mayor problemática presenta es la ludopatía, en la que trabajan desde hace unos 4 años y por la que en el 2019 fueron atendidas 12 personas. Medal resaltó, así mismo, el apoyo que se da a las familias y afirmó que "el tratamiento, generalmente, tiene más efectividad cuando se acompaña con familiares".

Sobre las personas atendidas, Medal precisó que 105 son adultos y entre menores y jóvenes (de menos de 21 años) suman 15 casos, un colectivo respecto al que preocupa especialmente "la normalización del consumo de marihuana y tabaco. Es una mentira social decir que es mejor que consuman tabaco que marihuana".

Por otro lado, Elena Palacio, responsable de Programas del CSIH, alertó sobre el problema que tienen "muchos jóvenes con las redes sociales, los móviles..., con el abuso de las nuevas tecnologías, y que es uno de los retos del Centro de Solidaridad", junto al de la ludopatía, una adicción "que crea deudas grandes y que nadie más atiende en Huesca".

Y todas estas personas, "no podemos decir que tienen un vicio, son personas enfermas y por eso hablamos de pacientes, nunca jamás hablamos de usuarios".

Palacio, por otra parte, destacó que de las 105 atenciones realizadas a drogodependientes adultos, "36 vienen del año 2018 y 89 han iniciado el tratamiento en 2019, y a unas 60 personas se les ha dado el alta terapéutica, es decir han finalizado el tratamiento positivamente, tanto a nivel ambulatorio como a nivel residencial", aunque confió en que la Administración competente haga algo para que los pacientes no tengan que viajar a Zamora, Burgos, Vitoria...

Y como Medal, Palacio valoró el papel de la familia, "que es el factor de cambio y es el factor de sanación del paciente".

En cuanto al trabajo penitenciario, subrayó que están trabajando "con unas 60 internas que proceden del mundo de las drogas y de la prostitución, para que la reinserción sea plena en la salida", y "con otras 35 personas de Huesca y provincia, que han cometido un delito y que se les da como alternativa a su ingreso en prisión, desarrollar una serie de programas para su plena rehabilitación".

ESTADO DE ALARMA

Por su parte, Felipe Munuera, presidente de Cáritas-Huesca, habló del 2020, "de las circunstancias tan especiales que estamos atravesando a causa de la covid-19, que para el Centro ha supuesto dos circunstancias muy particulares: en primer lugar la dificultad o la imposibilidad de atender algunos compromisos que se habían adquirido, especialmente en los talleres de centros educativos, que nos parece que es una labor esencial y a la que tenemos que volver, y la transformación que se ha producido de la mejor manera que ha sido posible de seguir atendiendo a las personas a través de la distancia, y ellos nos ha dado pie para comprobar cómo algunas circunstancias del confinamiento han provocado que algunas personas atendidas hayan aumentado el consumo. Es algo con lo que tenemos que estar alertas y que habrá que actuar para intentar evitarlo".

Al respecto, Palacio informó de que "hemos notado que en los 40 pacientes que atendíamos se han dado más crisis de ansiedad", y Medal añadió que esto se ha debido a "la incertidumbre que se vive en una situación de confinamiento, más la sensación de vulnerabilidad, la sensación de que en cualquier momento les puede pasar cualquier cosa".

Por otro lado, "los más jóvenes y los que presentan una situación de adicción más grave, asumieron conductas de riesgo", y algunos pacientes, principalmente consumidores sociales, "tuvieron diferentes tipos de multas porque se saltaban el confinamiento".

Etiquetas