Sociedad

LA ENTREVISTA

Sara Berroy: "Si se trabaja en el curso, al examen se va con la conciencia tranquila"

En la Evau, la barbastrense ha obtenido la nota más alta de la provincia y la tercera de Aragón (13,92)

Sara Berroy: "Si se trabaja en el curso, al examen se va con la conciencia tranquila"
Sara Berroy: "Si se trabaja en el curso, al examen se va con la conciencia tranquila"
Á.H.

BARBASTRO.- Sara Berroy, del IES Martínez Vargas de Barbastro, ha conseguido la mejor calificación en la provincia de Huesca con un 13,92 en la evaluación para el acceso a la Universidad y está entre las tres más altas en Aragón. Esfuerzo, trabajo y mucha constancia han sido las claves durante el curso, según explicó tras visitar a su abuela en la Residencia Municipal de la Tercera Edad, de donde salió "contenta porque ha rezado mucho y me ha felicitado con propina. Estar con ella ha sido gratificante porque se le nota dichosa", dice.

Sara reconoce que este curso ha sido más exigente. "He estudiado mucho porque la Selectividad lo requiere. En la práctica me he recluido en la casa de campo para aprovechar el tiempo al máximo, he salido poco a la calle, pero ha valido la pena porque los resultados finales han sido satisfactorios". Suficientes para pensar en el próximo curso: "Lo mejor es que gracias al esfuerzo personal iré a Madrid para estudiar el Grado de Medicina en la Universidad Complutense. Es la profesión que he soñado y en septiembre, si todo va bien, iré allí porque tengo contactos personales y las referencias son muy buenas".

La trayectoria educativa de Berroy se inició en el colegio público "La Merced", próximo a la vivienda familiar, en la zona "El Terrero", y más tarde fue al IES Martínez Vargas, donde ha finalizado. "Si tuviera que calificar mi paso con nota sería de diez porque he disfrutado del ambiente, creo que ha sido lo mejor entre alumnos y profesores que se apoyan en todo. La verdad que me voy con gran recuerdo y es posible que les eche de menos en el ambiente universitario, pero las situaciones son diferentes".

En septiembre cumplirá 18 años e iniciará su nueva experiencia personal fuera del ambiente familiar. "La nota de los exámenes se recibió en casa con satisfacción y se brindó con vino del Somontano, tan vinculado al trabajo profesional de mi padre -secretario del Consejo Regulador- pero extensivo a mi hermano, se lo imaginaba, según me dijo, porque tiene gran confianza en mis posibilidades", admite.

En cierto modo, "me da pena dejar este ambiente habitual, pero es que tengo tantas ganas de estudiar en la Universidad que no las oculto, además que vendré a casa siempre que sea posible". A partir de ahora "a disfrutar las vacaciones, me las he ganado aunque soy consciente de la situación de responsabilidad social que tenemos todos en estos momentos. Por si acaso, aprovecharé el tiempo lo mejor posible", dice.

En cuanto a dar consejos a quienes aspiran a los estudios universitarios: "Constancia y trabajo para conseguir el objetivo, luchar porque nadie regala nada y con esfuerzo llega todo". La calificación de 13,92 conseguida es reflejo de la trayectoria del curso: "En general ha sido una nota alta y este año, por diferente, ha sido más exigente. Además, por lo que he visto, en la provincia de Huesca hay buenos estudiantes. Si se trabaja en el curso, al examen se va con la conciencia tranquila".

Etiquetas