Sociedad

ECOS - DE CERCA

María José Hasta Allué: “Me gusta grabar videoclips, pero mi gran pasión es ir de karaoke”

“Siempre me autorretrato interpretando algún tipo de tragedia. Me gusta mucho el drama leve y peliculero”

María José Hasta Allué: “Me gusta grabar videoclips, pero mi gran pasión es ir de karaoke”
María José Hasta Allué: “Me gusta grabar videoclips, pero mi gran pasión es ir de karaoke”
M.J.H.

La oscense nació el 9 de marzo de 1989 bajo el signo piscis, que ha marcado su vida. Licenciada en Bellas Artes en Barcelona, la joven es docente y educadora en museos. Es la guía del Centro de Arte y Naturaleza y a lo largo de su trayectoria ha grabado varios videoclips y ha recibido la beca Antonio Saura de la Diputación Provincial.

¿Artista se nace o se hace?

Toda persona nace con potencial creativo, pero a veces hay quien no lo sabe y no lo explora. En ese caso es una pena, porque eso nos hace ser gente más divertida y tolerante. Luego hay quien que se dedica profesionalmente al arte, y ahí ya intervienen muchos factores…

De las paredes de su casa cuelgan varios retratos que le han hecho. ¿Ser musa es tan excitante como parece?

A veces sí porque no hago de mí misma, sino que figuro como otra persona y eso me divierte. Otras no te enteras, ya que hay personas que me han dibujado de memoria, como recuerdan que soy. Otras veces a partir de una foto y otras me han dibujado mientras dormía…

¿Cómo sería el autorretrato que haría de sí misma?

Me he autorretratado varias veces y siempre es interpretando algún tipo de tragedia. Hago como que me han disparado o que estoy llorando.

¿Cuál es el emoticono que define su personalidad?

Ese que sale una chica que le están toquiteando la cara unas manos amarillas. Creo que ante todo conservo cierta paz interior, que viene representada en el icono por esas manos que me masajean la cara desde arriba.

¿Ser piscis marca la vida?

En todo momento. Una vez me puse a llorar desconsoladamente porque se me había atascado una persiana... me gusta el drama leve y peliculero.

Usted dio sus primeros pasos en el estudio de Fernando Sanagustín. En sus clases, ¿cuánto aprendió de la pintura y de la vida?

Esas clases eran muy divertidas, sobre todo por la gente que nos encontrábamos ahí todas las semanas. Además Fernando nos daba mucha bola, es una persona estupenda. Hacía que saliésemos de ahí creyendo que podríamos hacer cualquier cosa que se nos ocurriese en la vida.

Genio y figura. ¿Se identifica?

He tenido que mirar lo que significa exactamente y no lo sé… que opinen nuestras lectoras.

¿Qué recuerdos tiene de sus años de estudiante en Barcelona?

Fueron como una de esas pesadillas de las que no te quieres despertar.

La sonrisa es el lenguaje universal de las personas inteligentes. ¿Sonreímos poco?

Sonreír lo hacemos, pero yo soy más de ataque de risa y eso no sé si es de ser inteligente. Necesitas mucho espacio alrededor. Se te mueve todo el cuerpo y no puedes responder por él, puedes terminar meándote o rompiendo un escaparate, hay que tener cuidado.

Algunos de los trabajos más importantes que ha realizado hasta la fecha son los videoclips de Kiev cuando nieva y Roldán. ¿Crear imágenes inspiradas en canciones es una de sus pasiones?

Sin duda eso me gusta, pero mi gran pasión es ir de karaoke. Aquellos videos que ponían sí que despilfarraban talento y fantasía, llevaban la canción a otro nivel. Siempre partían de las letras, pero podía ocurrir de todo.

¿Con qué grupos o artistas le gustaría colaborar?

Con Camilo Blanes. Ha hecho un disco cantando las canciones de su padre que se te va la cabeza. Pero me gusta él, le haría unos planos bien sostenidos en el tiempo saliendo de su casa, con esos ojos azul clarito y la gorra roja que lleva. Me encanta esa combinación de colores.

En su trayectoria también destaca la obtención de la beca Antonio Saura, de la Diputación Provincial. ¿Es una gran responsabilidad recibir una distinción como esta?

Claro que sí, conlleva compromisos y obligaciones. Estoy agradecida, sigo aprendiendo mucho a partir de lo que comencé a hacer gracias a la beca.

¿A quién le haría usted sin dudarlo la reverencia?

A las dependientas del súper de al lado de mi casa. Me olvido siempre la tarjeta club para los descuentos y siempre me dicen "no pasa nada, dime tu DNI" y lo teclean dos veces seguidas para hacerme los descuentos igualmente. Nunca me han mandado a paseo, son estupendas.

¿Es cierto que es adicta a los documentales y a Filmin?

A ninguna plataforma en concreto. Soy adicta a programas de televisión, reportajes o documentales donde hable la gente y cuente sus cosas explayándose, haciendo gala de una buena oratoria coloquial. Aprendo mucho y me sirve de inspiración.

¿Digital o analógico?

Mira creo que si te dijera analógico estaría mintiendo… Aunque sí escucho discos de los que hay que darles la vuelta y una cassette de Cocteau Twins.

En los últimos tiempos se ha convertido en la guía del Centro de Arte y Naturaleza (CDAN). ¿Cómo es sentirse la dueña y señora del museo por un ratito?

En el trabajo me siento realizada y feliz, pero de lo único que soy dueña y señora es de un Wolkswagen FOX amarillo. Además otra oscense con Wolkswagen amarillo es Sonia (ganadora de El Bus) y eso me hace ilusión. Parece muy simpática, le propongo una carrera de coches en alguna explanada.

¿Orgullo altoaragonés y/o cosmopolitismo planetario?

Una cosa te lleva a la otra. Naces y creces en una parte del mundo, pero eso cobra importancia para mí cuando entiendo que este lugar forma parte de algo más complejo y global, más grande que la vida misma. Aunque he de reconocer que cierto orgullo de periferia sí que tengo.

Etiquetas