Sociedad

SOLIDARIDAD

Pulseras en apoyo a la Asociación de Padres de Niños con Cáncer de Aragón

Proyecto solidario de las jóvenes barbastrenses Lucía Gamisel y Silvana Briones

Pulseras en apoyo a la Asociación de Padres de Niños con Cáncer de Aragón
Pulseras en apoyo a la Asociación de Padres de Niños con Cáncer de Aragón
Á.H.

BARBASTRO.- La pulsera con referencia Riqueza de Vivir es el eje central del proyecto solidario de las jóvenes barbastrenses Lucía Gamisel y Silvana Briones, de 20 años de edad, para colaborar con la Asociación de Padres de Niños con Cáncer de Aragón (Aspanoa). La campaña se basa en el encargo de pulseras hechas a mano por un donativo mínimo de 4 euros, 5 si se hace por envío, aunque "es posible aportar más si se desea", explican. El beneficio íntegro es para Aspanoa.

Los encargos se pueden hacer por whatsapp o bien por Instagram en @riquezadevivir @luciagamisel o @silvanabriones La recogida será en mano "quedando el viernes por la mañana donde mejor venga", pasando por Óptica Somontano en calle Corona de Aragón, 34 y por correo postal que incluye pulsera, tarjeta con consejo y folleto de Aspanoa. La iniciativa salió para "colaborar en proyectos de investigación, en ayudas para la familias que viajan a Zaragoza".

En lugar de confeccionar mascarillas solidarias han optado por las pulseras. "Somos conscientes de que cada año, un total de 45 niños aragoneses son diagnosticados de cáncer y que Aspanoa trabaja desde 1988 para mejorar la calidad de vida de los afectados. Los servicios de apoyo psicológico y social a los niños y sus padres son importantes por necesarios y también el piso de acogida junto al Hospital Infantil para las familias que se desplazan a Zaragoza para que sus hijos reciban tratamiento". Además, "los servicios de fisioterapia para prevención, musicoterapia, actividades lúdicas y educativas en Zaragoza".

"La aportación de la pulsera es simbólica y en ella recordamos la Riqueza de Vivir cada día. Hasta ahora, la respuesta ha sido buena y estamos muy contentas porque la gente de Barbastro, en mayor número, y desde fuera, han captado el mensaje solidario".

Lucía y Silvana valoran "el apoyo del obispo Ángel, que ha informado sobre la campaña a todos sus contactos, por whatsapp. En cuanto supo de la iniciativa nos llamó y hablamos, de hecho muchos encargos han llegado gracias a su apoyo". En su mensaje, el prelado se refiere a la campaña en términos de "fascinado por el milagro que dos jóvenes barbastrenses están obrando en nuestra Diócesis. ¡Dejaos sorprender! ¡Sed generosos! la causa lo merece".

Hasta ahora, ha hecho efecto porque les han llegado peticiones del exterior, entre otras ciudades de Zaragoza y localidades de la Diócesis. "La pulsera con mensaje es simbólica de cuanto hay detrás del proyecto y hemos elegido los colores lila de fondo por el cáncer que tuvo mi abuela, en vías de recuperación y negro para las letras, porque es el tipo de cáncer que tuvo Lucía", según el significado que tiene para las jóvenes.

La campaña tiene fecha de inicio pero no de final. "Nuestro objetivo es colaborar con otras asociaciones que lo necesitan. Tenemos la ayuda de familias, de amigos y de profesionales con sus consejos. Hace tiempo que la preparamos y al final, la hemos sacado adelante. Las acciones y experiencias anteriores demuestran que Barbastro es una ciudad solidaria, hemos optado por llegar a jóvenes para que sean conscientes de estas situaciones y lo hemos conseguido bien a través de redes sociales".

Etiquetas