Sociedad

LA ENTREVISTA

Arancha Peralta "Acitunita": "Se podría llamar flamenco fusión pero claro, yo no hago flamenco"

La cantaora de Jerez de la Frontera actúa este domingo a las 20:20 horas en el Teatro Griego

Arancha Peralta "Acitunita": "Se podría llamar flamenco fusión pero claro, yo no hago flamenco"
Arancha Peralta "Acitunita": "Se podría llamar flamenco fusión pero claro, yo no hago flamenco"
S.E.

HUESCA.- Para Arancha Peralta "Acitunita" hablar de flamenco cuando se habla de su música no es del todo fácil, pues "se podría decir que es flamenco fusión, pero claro, yo no hago flamenco". Una afirmación contradictoria que adquiere sentido cuando se concreta el origen de esta cantaora que reside en Panillo "desde hace bastantes años". "Siendo de Jerez de la Frontera, llamar flamenco a lo que yo hago...", se lo piensa. Quizás, flamenco fusión, con connotaciones del flamenco y con otras de jazz, digamos que tiene otras connotaciones, y que no es el flamenco hondo, pues tiene otras tonalidades, y cambios en la estructura", explica.

Acompañada por el guitarrista Alejandro Monserrat y el violinista César Salinas, la cantaora presentará este domingo algunos temas de su futuro segundo disco, "que se llamará Escondrijos de la vida con alegría", además de algunas versiones, "por tangos de Nací en Palestina o Primavera de mis 20 años" y alguna improvisación por soleá. La actuación tendrá lugar este domingo en el Teatro Griego del Parque Miguel Servet, a las 20:20 horas.

Las historias que recorren ese segundo disco, en el que Peralta está trabajando "con calma y sin correr", profundizan en "sentimientos, sensaciones, del dolor, hablo mucho sobre el dolor".

A través de la música, logra identificar "esas cosas que tenemos dentro y que a veces nos cuesta expresar", lo que a ella también le sirve como una terapia, con la música puedo ponerle palabras a esa emoción".

Para ese dolor y esa tristeza que dice recorren varias de sus canciones, la cantaora considera que "lo importante es que no se quede en esa frustración y en ese dolor, que podamos mirarlo de frente y seguir creciendo".

Un segundo disco con el que vuelve a sus raíces. "El primer disco que hice, que se llamó Acitunita virgen no refinada, fue más un blues andaluz, según la categoría de los críticos. En este segundo he querido volver a mis raíces", que ha bebido desde pequeña, pues sus juegos en "la plazoleta siempre eran bailando o tocando las palmas. Empecé a investigar, para darle otros colores a la música que siempre he escuchado desde pequeña".

Etiquetas