Sociedad

LA ENTREVISTA

Beatriz García y Pablo García: "Las hemos utilizado en bastantes patologías con un éxito del 80 %"

La veterinaria y el auxiliar técnico tratan enfermedades en animales de compañía con células madre en su centro de Sabiñánigo

Beatriz García y Pablo García: "Las hemos utilizado en bastantes patologías con un éxito del 80 %"
Beatriz García y Pablo García: "Las hemos utilizado en bastantes patologías con un éxito del 80 %"
M.P.

SABIÑÁNIGO.- En Sabiñánigo ya es posible el tratamiento con células madre en enfermedades de animales de compañía.

La veterinaria Beatriz García y el auxiliar técnico Pablo García abrieron hace ahora un año el centro veterinario Canes y mixinos en Sabiñánigo. "Las células madre las hemos utilizado en bastantes patologías con éxito en un 80 por ciento. En artrosis sabíamos que funcionaban, pero las hemos empleado en dermatitis atópica, la famosa alergia de los perros, y nos ha funcionado muy bien, cada vez las vamos utilizando más".

Explican que están creando un banco de donantes. "Tenemos unas reservas de nitrógeno liquido para poder criogenizarlas, y la gente está muy involucrada".

Ahora están trabajando en crear un banco de sangre. "Es algo nuevo. Además, impulsamos esa conciencia de que igual que los humanos donamos sangre, perros, gatos... también necesitan de vez en cuando sangre o células madre, y ahí estamos, generando nuestro banco de ayudas".

Según explica Beatriz García, desde que terminó la carrera, "por suerte siempre he trabajado en grandes hospitales donde teníamos un volumen importante de casos, algunos tremendos, y a mí es lo que me gusta, casos graves, críticos". Apunta que los perros enferman igual en el pueblo que en la ciudad, "las enfermedades no cambian, quizá lo que cambia son los medios". La apuesta de estos jóvenes es que los animales de compañía del pueblo o de localidades más grandes como Sabiñánigo, "también puedan tener esa atención que se merecen. Por ejemplo, si un perro necesita una transfusión de urgencia a lo mejor no llega a Zaragoza, y ahora ese servicio lo prestamos aquí, en Sabiñánigo. Al final se trata de cubrir en la zona rural esas necesidades".

La covid les ha pasado factura, como a todo el mundo, pero dicen que se están manteniendo gracias a las urgencias que han ido saliendo. "Nuestros objetivos a corto plazo es poder seguir aquí con el centro abierto, y nos gustaría ser una referencia en cuanto a cosas novedosas como el tener centralizado las células madre y si otras clínicas necesitan, poder ayudarles, al igual que con el banco de sangre, y además, nos gustaría dedicarnos a dos o tres especialidades que en nuestro caso es cirugía, cardiología y el diagnostico por imágenes, en estas especialidades es donde somos más punteros". Beatriz García explica que la intención "es que si otras clínicas necesitan ayuda en lo que nosotros trabajamos, que pudieran derivarnos a sus pacientes para darles el diagnóstico y después, que ellas los siguieran tratando. Querríamos ser un centro de referencia". Ven interesante trabajar en conjunto, "porque hay cosas que nosotros no trabajamos, como es traumatología, y ya hemos empezado hablar con clínicas de Jaca". Inciden en que la idea "es poder hacer lo mismo que hacemos los humanos, por ejemplo, que a los perros los pueda ver un especialista de la patología que presenten".

Etiquetas