Sociedad

POLÉMICA

Katy Perry y Portia de Rossi defienden a Ellen DeGeneres

La presentadora está en el centro de la polémica tras graves acusaciones de su equipo laboral

Katy Perry y Portia de Rossi defienden a Ellen DeGeneres
Katy Perry y Portia de Rossi defienden a Ellen DeGeneres
S.E.

LOS ÁNGELES.- Katy Perry y Portia de Rossi han defendido e-n las redes sociales a Ellen DeGeneres, quien está en el centro de la polémica después de que varios miembros del equipo de The Ellen DeGeneres Show denunciaran una cultura laboral "tóxica", acoso profesional y racismo en este programa.

DeGeneres pidió perdón el pasado jueves a su equipo por todo lo ocurrido, y este martes la cantante Katy Perry ofreció su respaldo a la estrella televisiva.

"Sé que no puedo hablar por nadie y que solo puedo hacerlo por mi propia experiencia, pero quiero reconocer que solo he tenido recuerdos positivos de mi tiempo con Ellen en The Ellen DeGeneres Show, dijo Perry a través de su cuenta de Twitter, donde tiene 108 millones de seguidores.

"Creo que todos hemos sido testigos de la luz y continua lucha por la igualdad que ha traído al mundo en su plataforma durante décadas. Te mando amor y un abrazo, amiga", añadió.

En un sentido similar se ha manifestado la actriz Portia de Rossi, que es la esposa de DeGeneres desde 2008 y con quien forma una de las parejas más conocidas del mundo del espectáculo en EE.UU.

"Yo estoy con Ellen", publicó De Rossi el lunes en Instagram en un mensaje en el que agradeció a los fans de su esposa el apoyo que le están dando en estos momentos.

The Ellen DeGeneres Show, conducido por la cómica estadounidense desde 2003, es uno de los programas más exitosos de la televisión estadounidense, pero además sus contenidos son seguidos en otras partes del mundo, con gran influencia en la cultura popular gracias, en parte, a que recibe invitados de primer nivel.

Una exclusiva del diario Variety publicada la semana pasada afirmó que varios empleados del show habían recibido un comunicado que informaba de que se llevarían a cabo una serie de entrevistas al equipo como parte de una investigación independiente.

La noticia llegó semanas después de que el diario digital BuzzFeed publicara un reportaje en el que antiguos empleados del programa acusaban al equipo de "racismo" y "cultura de trabajo tóxica".

En el artículo se citaban acusaciones de comentarios inapropiados y una dinámica de "miedo" en la que los empleados recibirían represalias al tomar días libres por problemas médicos o familiares, entre otros ejemplos.

En un comunicado posterior, los productores del formato indicaron que "la responsabilidad del día a día del show de Ellen depende completamente" de ellos.

Por su parte, DeGeneres pidió perdón a su equipo el pasado jueves. "El día uno de nuestro programa le conté a todos en nuestra primera reunión que The Ellen DeGeneres Show sería un lugar de felicidad: nadie levantaría nunca la voz, y todo el mundo sería tratado con respeto", escribió en una carta. "Obviamente, algo ha cambiado y estoy decepcionada de saber que no ha sido así. Y por eso, lo siento. Cualquiera que me conozca sabe que eso es lo contrario de lo que creo y de lo que espero de nuestro show", añadió.

Etiquetas