Sociedad

COSAS DE CASA

Botería Mairal, 122 años creando artesanía

Nicolás Mairal fundó este negocio en 1898, hoy sus seguidores conservan su esencia en el siglo XXI

Botería Mairal, 122 años creando artesanía
Botería Mairal, 122 años creando artesanía
M.B.

SARIÑENA.- Cinco fechas destacan en la historia de Botería Mairal: 1898, año en el que Nicolás Mairal llega desde Casas a Sariñena y funda lo que hoy conocemos como Botería Mairal. "Las dos siguientes fechas importantes serían cuando Nicolás le paso el testigo a Rafael Mairal y este a su hijo Luis Mairal", explica Alba Riera, que junto a su marido, Ismael Pérez, han tomado el relevo para continuar con este legado artesanal. "Septiembre de 1998 es la otra fecha importante, cuando Luis Mairal nos confía a nosotros la empresa", manifiesta Alba Riera. "En 2016 "empezamos a crear nuevos productos y hacer incursión en las nuevas tecnologías", apunta.

Se trata de 122 años en total superando toda clase de crisis, modas y obstáculos, elevando la creación de botas a un nivel de pura artesanía en pleno siglo XXI. "A pesar del paso de los años, el esfuerzo sigue siendo el mismo, pues trabajamos sin descanso para conseguir el mejor producto, llevando a cabo todo un complejo proceso en su mayoría manual, que se inicia descargando las pieles que compramos curtidas. Las esquilamos, les corregimos imperfecciones, las cortamos con moldes especiales y una máquina troqueladora, mojamos los cortes, los volvemos a estirar con una tabla, los cosemos simétricamente y recortamos con otro molde, ponemos la presilla, cosemos otra vez, damos la forma redondeada, volvemos a coser con la trenza, secamos la bota, echamos la pez que la impermeabiliza, ponemos el brocal y el collarejo, hinchamos con un compresor y secamos", detallan del proceso de creación del producto.

Ambos trabajan con disciplina, exigencia y amando mucho lo que hacen, para llegar a la mejor calidad posible.

"Hacemos las botas con el corazón, cada unidad que elaboramos es única, no hay dos iguales, siempre siguiendo las enseñanzas de Luis Mairal y con nuestra nueva forma de trabajar adaptándonos a las nuevas tecnologías", apuntan los regentes de la Botería. Para ellos, "cuando se hace una bota siempre se piensa en que la persona que la utilizará, la disfrutará, solo, con familiares, amigos. En torno a esa bota surgirán conversación, risas, amistad y convivencia".

Y si la globalización ha traído la uniformización de la oferta y los gustos, ahora las personas anhelan salirse del guion, la tendencia es buscar algo especial y único. "Eso es justo lo que ofrecemos, botas tradicionales y botas personalizadas, siempre que es posible intentamos mantener contacto directo con el cliente, lo que es muy gratificante ya que valoran tu producto", indican, puesto que "también fabricamos botas con materiales diversos que gustan mucho".

Por otro lado, la conciencia ecológica y el compromiso de adquirir al pequeño productor toman fuerza. "Las personas dan más importancia a comprar un producto personalizado, que saben de dónde viene, es algo que está aflorando cada día más", recalca considerando que las botas artesanas son mucho más que el producto de recuerdo tipo souvenir que se lleva uno a casa de vacaciones.

"Puede ser una experiencia por la visita del taller, el descubrimiento de la materia prima, su tratamiento, la interacción con la persona, conocer las tradicionales locales, entre otros", asegura.

Ahora bien, reconoce que a veces no es suficiente porque el turismo es escaso, de ahí que diversifiquen sus ventas a través de Internet. Todo para mantener a flote una actividad histórica que define la idiosincrasia de los territorios y el espíritu de sus gentes. "Internet ha sido una forma de evolucionar junto con la creación de nuevos productos y a través de www.boteriamairal.com , Facebook, Instagram, etcétera".

La realidad es que "el vino sabe mejor en bota de interior de pez, le aporta un sabor especial y las que elaboramos con interior de látex, donde por supuesto, puede ponerse vino y cualquier bebida", revela.

Sobre las nuevas botas destaca la amplia gama de opciones que ofrecen. "Las hay de distintos colores y de tela, con interior de látex para cualquier tipo de bebida. Logramos encontrar una tela resistente en la cual se pudiera estampar cualquier imagen, texto, fotos..., y gusta mucho a todo el mundo pero quizá el público más joven. Con ellas han encontrado nuestro producto más atractivo, se hacen como regalo en bodas, nacimiento, aniversarios, recuerdos, peñas...".

Asimismo, y pensando en el camino que ha tomado la sociedad es de usar y tirar, la bota siempre ha sido y es retornable antes de lo del reciclaje, inventando un beber sostenible.

Desde esta botería esperan que el usar y tirar "cambie pronto por el bien de todos". "Si utilizas bota en tus salidas al campo, reuniones, fiestas..., llevas la bebida deseada y al volver a casa la guardas y para otro día está en perfecto estado para volver a usar, porque hay que ser consciente de la cantidad de residuos que no has ocasionado. Solo con pensar un poco en qué mundo queremos vivir todo lo que esté en nuestra mano hay que hacerlo bien", concluyen.

Etiquetas