Sociedad

VOLUNTARIADO

Kevin Puértolas, voluntario: "Me hace dormir tranquilo, no dormiría más tranquilo con más dinero"

El joven participa en las actividades de voluntariado que organiza Chap-Ko

Kevin Puértolas, voluntario: "Me hace dormir tranquilo, no dormiría más tranquilo con más dinero"
Kevin Puértolas, voluntario: "Me hace dormir tranquilo, no dormiría más tranquilo con más dinero"
S.E.

¿Qué te llevó a ser voluntario?

-Por así decirlo, hacerle bien a una persona sin esperar nada a cambio me llena bastante. Yo no he estado en la posición de poder tener clases extraescolares porque no tenía dinero y poderlo hacer me llena, disfruto viendo la sonrisa de los demás. En Chap-Ko, dentro del voluntariado, hemos llevado material a un pueblo de África y damos charlas a chavales sobre el "bullying". Yo, de crío, era más gordete y no tenía tantos amigos. Ahora me lo pasó muy bien en estas charlas, dándoles una sonrisa y haciéndoles ver a los que se meten con otros que pueden disfrutar dándoles la mano, pero no por encima.

¿Por que escogiste esta entidad?

-Entrenaba en un club de Monzón y conocí a Javier Lapena. Inmediatamente me enamoré de su persona. Yo vivía en Monzón y decidí que él sería mi entrenador. Hacía 120 kilómetros cada día para entrenar. El gasto era enorme, encontré trabajo en Huesca y cambié radicalmente mi vida. Entré en Chap-Ko por la persona que es Javier. Entré por él y luego me quedé por el conjunto de personas que hay, somos como una familia, como engranajes que encajan a la perfección.

¿Qué te reporta esta labor?

-Me llena como persona. No tuve posibilidades en muchos ámbitos y darle una posibilidad a otra persona, ofrecerle mi ayuda, me llena. Me hace dormir tranquilo, no dormiría tan tranquilo con más dinero. Prefiero una sonrisa o agradecimiento sincero, ver ese brillo en los ojos de la otra persona cuando ves que disfruta con lo que tú haces.

¿Por qué animarías a otras personas a ser voluntarias?

-A lo mejor al principio no te llena mucho, pero es la mejor cosa que puedes hacer. Es una limpieza tan grande para una persona el ayudar sin ánimo de lucro... Ver que es feliz cuando le ayudas no tiene comparación. Para conocer ese sentimiento que no te da otra cosa, lo tienes que hacer.

Etiquetas