Sociedad

LA ENTREVISTA

Arturo Méndiz: "Este largometraje ayuda a revivir lo que fuimos y a entender lo que somos"

Dirigió el documental "El lápiz, la nieve y la hierba", centrado en el CRA Cinca-Cinqueta, que se emite los días 10, 11 y 13 en CineMundo Huesca

Arturo Méndiz: "Este largometraje ayuda a revivir lo que fuimos y a entender lo que somos"
Arturo Méndiz: "Este largometraje ayuda a revivir lo que fuimos y a entender lo que somos"
S.E.

HUESCA.- El largometraje documental El lápiz, la nieve y la hierba, centrado en el CRA Cinca-Cinqueta, está dirigido y producido por Arturo Méndiz. Rodado en 2015, lleva a la gran pantalla la escuela unitaria. Un aula, un maestro y un puñado de niños de todas las edades que juegan, aprenden y se divierten juntos. Le película se estrenó en 2017 y, tras recorrer festivales y muestras de cine, tanto dentro como fuera de España, y recibir premios en el Biosegura de Jaén, en el Festival de Espiello de Boltaña y en el London Labour Film Festival, recala en la capital oscense, concretamente en CineMundo, donde se podrá ver este lunes, 10 de agosto, este martes 11 y el día 13, a las 20:00 horas.

"Siendo un documental que transcurre íntegramente en el Pirineo de Huesca, es difícil pensar en una ciudad más apropiada para verlo", apunta Méndiz, aunque "lo de competir con San Lorenzo en sus no-fiestas no sé cómo resultará", puntualiza, sobre una cinta que viene avalada por la buena aceptación, ya que "en todos los sitios a donde ha viajado ha sido muy bien acogida y la gente se ha identificado plenamente con los personajes y su problemática".

Ha pasado un lustro, y si Méndiz tuviera que volver a rodar este documental "lo tendría que cambiar todo, porque todos los personajes que aparecen, o ya no están o han cambiado por completo. Muchos de los maestros trabajan en otra escuela, y los niños que aparecen y que en 2015 estudiaban en el CRA, son ya adolescentes. Creo que tendría las mismas ideas de fondo y seguiría la misma metodología, pero las historias personales de maestros, alumnos y sus padres serían muy diferentes, y el resultado sería completamente distingo".

Lo que sí permanecería intacto sería la llamada de atención ante una realidad: la despoblación. "En El lápiz, la nieve y la hierba me centro en el papel fundamental que juega la escuela, pero es solo un aspecto sobre el que trabajar. Desde que Sergio del Molino nos hablara de "La España vacía" son muchos los que han tomado conciencia de que había que hacer algo, y trabajan para que la sociedad no se olvide de estos pueblos. Pero no es nada fácil dar con la solución a los problemas a los que se enfrentan. Yo, desde luego, no la tengo", asegura Arturo Méndiz, para quien dirigir este filme fue todo un aprendizaje. "He descubierto una manera de enseñar, de aprender y de vivir que está a años luz de lo que puedes encontrar en una gran ciudad como Barcelona, que es donde nací y donde vivo. Una escuela mucho más humana, con sus cosas buenas y con sus cosas no tan buenas. Y también la extrema fragilidad de unos pueblos cuyos habitantes viven sin saber si sus casas seguirán habitadas en una o dos generaciones, pero que hacen todo lo posible por que así sea".

Para ver esa realidad tan próxima, Méndiz propone disfrutar de una película que ayudará a los oscenses "a revivir lo que fuimos y a entender lo que somos. Lo queramos o no, esas gentes y esos pueblos son parte de nuestra esencia".

Etiquetas