Sociedad

RECONOCIMIENTO

Bonansa rinde un sentido homenaje a Joaquín Maurín

El intelectual y líder político es uno de los hijos más ilustres del municipio

Bonansa rinde un sentido homenaje a Joaquín Maurín
Bonansa rinde un sentido homenaje a Joaquín Maurín
S.E.

GRAUS.- Bonansa homenajeó a uno de sus hijos más ilustres, Joaquín Maurín Juliá, con una conferencia en recuerdo del intelectual y líder político a cargo del historiador Ferran Aisa. La charla de Aisa, autor del libro El laberint roig, se centró en recordar la vida y el pensamiento de Maurín en un acto muy concurrido celebrado este sábado.

Desde el Ayuntamiento ribarozano recordaron que Joaquín Maurín fue una figura clave en el desarrollo del movimiento obrero de principios del siglo XX. Nacido en Bonansa en 1896, ya de muy joven destacó en los estudios en el Seminario de Barbastro y después en la Escuela Normal de Huesca, donde cursó Magisterio. Coincidió en esos años con figuras como Joaquín Costa, Ramón Acín o Ángel Samblancat que ayudaron a forjar su espíritu crítico. Ejerció de maestro en el Liceu de Lleida, una institución de enseñanza con los métodos pedagógicos más modernos de la época y allí comenzó su andadura como líder político, empezando en posiciones republicanas y derivando hacia el socialismo, el sindicalismo y el marxismo. Su figura estuvo muy vinculada a las de Andreu Nin y Víctor Colomer. Llegó a ser Secretario General de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) y, entre otros partidos, fundó el Partido Obrero de Unificación Marxista (Poum), dos de las organizaciones más importantes del movimiento obrero de primeros del siglo XX. Maurín fue un revolucionario y su pensamiento fue evolucionando con el tiempo y los acontecimientos, sufrió la represión y el exilio en varias ocasiones, fue un líder carismático y un importante intelectual, el teórico marxista más importante de nuestro país. Murió exiliado en Nueva York, donde fue editor en América de figuras tan importantes como Ramón J. Sender.

El acto fue presentado por el alcalde de Bonansa, Marcel Iglesias, el sociólogo Carles Feixa, y en representación de la familia de Maurín, Xep de Moner. La velada se desarrolló frente a la Casa Navarri, su casa natal, bajo la placa que recuerda que Maurín "consagró su vida a la clase obrera y a la causa de la libertad".

Iglesias destacó la relevancia del personaje. "Maurín es uno de los más importantes personajes de principios del siglo XX en España, a través de su trayectoria se puede comprender la evolución del movimiento obrero y el progresismo en nuestro país". Por su parte, Feixa incidió en el apego a sus raíces. "Maurín amaba a Bonansa y siempre quiso volver a pisar su pueblo y, aunque no pudo a causa de su exilio (murió en Nueva York en 1975), sí que imaginó cómo sería su vuelta en un fragmento de su novela Algol que escribió durante sus años en la cárcel y el exilio". De Moner agradeció sinceramente el homenaje en nombre de la familia de Casa Navarri y recordó el carácter honesto y humano de Maurín, que vivió una vida difícil y de sacrificios por defender a los más humildes de la sociedad y buscando un mundo mejor.

Etiquetas